Subida salario minimo interprofesional

Los sindicatos se movilizarán para pedir la subida del smi

Este artículo ilustra cómo los niveles de salario mínimo varían considerablemente entre los Estados miembros de la Unión Europea (UE); también ofrece una comparación con la situación de los países candidatos y de los Estados Unidos.
Las estadísticas sobre el salario mínimo, publicadas por Eurostat, se refieren a los salarios mínimos nacionales. El salario mínimo nacional suele aplicarse a todos los empleados, o al menos a la gran mayoría de los empleados de un país. Se aplica por ley, a menudo tras consultar a los interlocutores sociales, o directamente por un acuerdo nacional intersectorial.
Los salarios mínimos se presentan generalmente como tarifas salariales mensuales para los ingresos brutos, es decir, antes de la deducción del impuesto sobre la renta y las cotizaciones a la seguridad social a cargo del empleado; estas deducciones varían de un país a otro.
Eurostat publica semestralmente los salarios mínimos nacionales. Reflejan la situación a 1 de enero y 1 de julio de cada año. Por lo tanto, las modificaciones de los salarios mínimos introducidas entre estas dos fechas sólo se muestran para la siguiente publicación bianual de datos.

Salario mínimo en filipinas 2021

La subida del salario mínimo de 736 a 900 euros en 14 pagas,ha sido concebida como una excelente noticia para los trabajadores por cuenta ajena,e incluso para los autónomos que no tienen empleados a su cargo. Pero, ¿ha sido una noticia tan buena para las pymes de nuestro país?
La realidad es que no, de hecho, podríamos decir que ha sido recibida como un auténtico ‘jarro de agua fría’, sobre todo para las empresas más pequeñas, ya que supone un incremento del 22%, la mayor subida del SMI en la historia de nuestro país.
La subida del salario mínimo afectaría a los más de 530.000 trabajadores que actualmente perciben el SMI en nuestro país,y que en la mayoría de los casos, reciben su salario de una pequeña o mediana empresa.
Con estas cifras, a las que hay que sumar los costes por la cotización a la Seguridad Social de los trabajadores, las pymes españolas tendrían que afrontar un desembolso de más de 1.959 millones de euros en los salarios de sus empleados. Una cantidad que equivale nada más y nada menos que al 0,16% del Producto Interior Bruto (PIB).

Gobierno y sindicatos acuerdan la subida del salario mínimo

Tal y como se anunció en la reunión de enero del Gobierno, la Asociación Empresarial y los Sindicatos, el salario mínimo interprofesional («SMI») para el año 2020 quedó establecido en 31,66 euros/brutos por día, lo que equivale a 950,00 euros/brutos por mes y, por tanto, a 13.300,00 euros/brutos por año.
En cuanto a la vigencia y efectos del Real Decreto, lo establecido en la Cláusula Final Tercera establece que el Real Decreto tendrá vigencia durante todo el año 2020 y, por tanto, desde el 1 de enero. En consecuencia, en los casos en los que se esté abonando el SMI de acuerdo con el Real Decreto 1462/2018, de 21 de diciembre, el pago de la diferencia deberá realizarse en la nómina correspondiente a febrero de 2020.
Aunque la medida adoptada es positiva desde el punto de vista salarial y social, hay que tener en cuenta que la mayoría de los convenios colectivos ya recogen salarios mínimos superiores al SMI. Esto implica que no muchos empleados se verán afectados por esta subida ya que, afortunadamente, la mayoría de los trabajadores cobran más que este mínimo.

Noticia – éstas han sido las reacciones de los agentes

La soberanía francesa tras las ocupaciones de la Segunda Guerra Mundial fue restaurada en 1945 y la Cuarta República Francesa comenzó el 13 de octubre de 1946. Los años que precedieron a 1950 fueron políticamente conflictivos, pero se centraron en la reconstrucción económica tras la devastación de la guerra. Los gobiernos de coalición centristas de la Tercera Fuerza, situados entre la izquierda comunista y la derecha gaullista, adoptaron en 1950 la primera ley de salario mínimo del país. Sin embargo, las bases se habían sentado durante el gobierno de Vichy en tiempos de guerra.
Fue la Carta del Trabajo, publicada el 4 de octubre de 1941, la que allanó el camino. En ella se hablaba de un «salario mínimo vital» y esta noción tenía necesariamente un carácter universal: un mínimo de subsistencia es el mismo para todos, sea cual sea la profesión. Sin embargo, el coste de la vida no es el mismo en todas partes, lo que entonces era mucho más sensible que hoy. Por ello, habían dividido el país en veinte «zonas salariales», cada una con un salario mínimo diferente, pero todos los salarios mínimos procedían a la baja desde el de la zona 0 (París) en un porcentaje fijo: zona del -2,5%, zona del -4%, etc., lo que permitía mantener la unidad respetando la diversidad [económica]. Este sistema de zonas no desaparecerá hasta mayo de 1968: Para entonces sólo había dos zonas.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad