Reglamento directiva decision diferencias

regulación de la directiva de la ue gcp

En Australia existe legislación para promover la planificación anticipada de la asistencia en todos los estados y territorios. Sin embargo, el alcance de la legislación y el tipo de directivas legales varían. Las voluntades anticipadas legales son directivas anticipadas legisladas por el estado que se utilizan para describir las preferencias de atención de una persona o para designar a un sustituto en la toma de decisiones.

Las voluntades anticipadas de derecho común son las voluntades anticipadas reconocidas por el derecho común (es decir, las decisiones tomadas por los jueces en los tribunales). No siguen un formato concreto y no existen requisitos formales, salvo que sean formuladas voluntariamente por una persona con capacidad.

En todas las demás jurisdicciones, no existe actualmente ninguna norma de derecho común en relación con las voluntades anticipadas no estatutarias. Sin embargo, en todas las jurisdicciones los documentos de derecho común proporcionan evidencia de las opiniones y preferencias de la persona.

Esto se denomina «tener peso probatorio bajo el derecho común» y significa que si un médico proporciona un tratamiento a un paciente que es contrario a sus preferencias por escrito, esto puede ser utilizado como prueba en cualquier acción judicial.

aplicación de las directivas de la ue

El texto de un proyecto de directiva (si está sujeto al proceso de codecisión, como suelen ser los asuntos contenciosos) lo prepara la Comisión tras consultar a sus propios expertos y a los nacionales. El proyecto se presenta al Parlamento y al Consejo -compuesto por los ministros competentes de los gobiernos miembros-, inicialmente para que lo evalúen y comenten, y posteriormente para que lo aprueben o lo rechacen.

Así, por ejemplo, aunque la Directiva 2009/20/CE de la UE (que simplemente exige que todos los buques que visitan los puertos de la UE tengan una cobertura de P&I) podría haberse hecho perfectamente como reglamento (sin molestar a los Estados miembros para que apliquen la directiva), el deseo de subsidiariedad era primordial y, por lo tanto, el vehículo elegido fue una directiva[3][verificación fallida].

Las directivas sólo son vinculantes para los Estados miembros a los que van dirigidas, que pueden ser un solo Estado miembro o un grupo de ellos. Sin embargo, en general, con la excepción de las directivas relacionadas con la Política Agrícola Común, las directivas se dirigen a todos los Estados miembros.

¿qué es una directiva?

Un «reglamento» es un acto legislativo vinculante. Debe aplicarse en su totalidad en toda la UE. Por ejemplo, cuando la UE quiso asegurarse de que hubiera salvaguardias comunes para las mercancías importadas de fuera de la UE, el Consejo adoptó un reglamento.

Una «directiva» es un acto legislativo que establece un objetivo que todos los países de la UE deben alcanzar. Sin embargo, corresponde a cada país elaborar su propia legislación para alcanzar esos objetivos. Un ejemplo es la directiva de la UE sobre los derechos de los consumidores, que refuerza los derechos de los consumidores en toda la UE, por ejemplo eliminando los cargos y costes ocultos en Internet, y ampliando el periodo en el que los consumidores pueden desistir de un contrato de venta.

Una «decisión» es vinculante para sus destinatarios (por ejemplo, un país de la UE o una empresa individual) y es directamente aplicable. Por ejemplo, la Comisión emitió una decisión sobre la participación de la UE en los trabajos de varias organizaciones antiterroristas. La decisión se refería únicamente a estas organizaciones.

diferencia entre directiva y reglamento

Entender los entresijos legislativos de la Unión Europea puede ser una tarea difícil. Sin embargo, para comercializar productos en la UE, es esencial comprender los diferentes requisitos de salud y seguridad que debe cumplir su producto. Este artículo explica la diferencia entre los dos tipos de legislación más importantes que hay que tener en cuenta durante el proceso de marcado CE: las directivas y los reglamentos.

Cuando el MDR entre en vigor, su impacto y alcance diferirán de la directiva existente. Para entender en qué se diferencia el MDR de su predecesor y aclarar los diferentes tipos de legislación de la UE, echemos un vistazo más de cerca a las directivas y reglamentos de la UE.

Aunque todos los productos sanitarios que se venden en la UE deben cumplir las normas indicadas en la MDD, cada Estado miembro tiene su propio conjunto de normas y sanciones sobre cómo garantizar su cumplimiento. Por tanto, cuando un producto entra en el ámbito de aplicación de esta directiva, es importante tener en cuenta la legislación nacional pertinente, así como la propia directiva.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad