Regimen local español principios constitucionales y regulacion juridica

Regimen local español principios constitucionales y regulacion juridica

constitución española en filipinas

La primera política específica en materia de discapacidad surge el 7 de abril de 1982 con la Ley de Integración Social del Minusválido, conocida como LISMI en España. Esta ley es una medida normativa que aplica la disposición constitucional y al mismo tiempo está en consonancia con el Programa de Acción de Naciones Unidas adoptado en ese mismo año (Jiménez &Huete, 2010). La LISMI puede considerarse como un referente pionero obligado para la legislación posterior que reconoce una serie de derechos sociales a las personas con discapacidad y establece criterios para calificarlos (Verdugo, Vicent, Campo y Jordán de Urríes, 2001). Sin embargo, la LISMI centra sus actuaciones en la prestación de una serie de servicios económicos y asistenciales para las personas con discapacidad consideradas individualmente necesitadas de protección por su discapacidad y, por tanto, actuando aún dentro del paradigma de la rehabilitación y no contempla intervenciones dirigidas a cambiar las condiciones sociales generales que dificultan la integración de las personas con discapacidad en la sociedad española (Toboso-Martín, 2013).
La ley obliga al sistema sanitario español a proporcionar una serie de servicios para garantizar la asistencia sanitaria a las personas con discapacidad. Un equipo multidisciplinar especializado se hace cargo de las personas con discapacidad y proporciona asistencia con el objetivo de permitir el servicio básico para una plena integración e inclusión en la sociedad. Este equipo está compuesto por profesionales de las áreas médicas específicas relacionadas con la discapacidad de la persona que requiere asistencia y por una variedad de profesionales socio-psicológicos que han recibido una formación específica en el campo de la discapacidad y se les pide que continúen su aprendizaje de acuerdo con los avances científicos. Para ello, las administraciones públicas establecerán programas de formación continua para todos los profesionales que operan en el sistema sanitario.

cómo citar la constitución española

La política de España se desarrolla en el marco establecido por la Constitución de 1978. España se constituye como un país soberano social y democrático[1] en el que la soberanía nacional reside en el pueblo, del que emanan los poderes del Estado[1].
La forma de gobierno en España es una monarquía parlamentaria,[1] es decir, una monarquía constitucional social y democrática representativa en la que el monarca es el jefe del Estado, mientras que el presidente del Gobierno -cuyo título oficial es «Presidente del Gobierno»- es el jefe de gobierno. El poder ejecutivo lo ejerce el Gobierno, que está integrado por el primer ministro, los vicepresidentes del gobierno y otros ministros, que colectivamente forman el Gabinete o Consejo de Ministros. El poder legislativo corresponde a las Cortes Generales, un parlamento bicameral constituido por el Congreso de los Diputados y el Senado. El poder judicial es independiente del ejecutivo y del legislativo, administrando justicia en nombre del Rey por medio de jueces y magistrados. El Tribunal Supremo de España es el más alto tribunal de la nación, con jurisdicción en todos los territorios españoles, superior a todos en todos los asuntos excepto los constitucionales, que son competencia de un tribunal distinto, el Tribunal Constitucional.

constitución española 1978 resumen

La historia constitucional de España se remonta a la Constitución de 1812. Tras la muerte del dictador Francisco Franco en 1975, unas elecciones generales en 1977 convocaron a las Cortes Constituyentes (el Parlamento español, en su calidad de asamblea constituyente) con el fin de redactar y aprobar la Constitución.
Entre los miembros elegidos de las Cortes se seleccionó un grupo de siete miembros para trabajar en un proyecto de Constitución que se presentaría al organismo. Estos fueron conocidos, según los medios de comunicación, como los «padres de la Constitución». Estas siete personas fueron elegidas para representar el amplio (y a menudo, profundamente dividido) espectro político dentro del Parlamento español, mientras que el papel principal se le dio al entonces partido gobernante y ahora extinto Unión de Centro Democrático (UCD).
El escritor (y senador por designación real) Camilo José Cela pulió posteriormente la redacción del proyecto de Constitución. Sin embargo, dado que gran parte del consenso dependía de mantener la ambigüedad de la redacción, se aprobaron pocas de las reformulaciones propuestas por Cela. Una de las aceptadas fue la sustitución del arcaico gualda («color de soldadura») por el simple amarillo en la descripción de la bandera de España[cita requerida].

constitución española de 1931

La historia constitucional de España se remonta a la Constitución de 1812. Tras la muerte del dictador Francisco Franco en 1975, unas elecciones generales en 1977 convocaron a las Cortes Constituyentes (el Parlamento español, en su calidad de asamblea constituyente) con el fin de redactar y aprobar la Constitución.
Entre los miembros elegidos de las Cortes se seleccionó un grupo de siete miembros para trabajar en un proyecto de Constitución que se presentaría al organismo. Estos fueron conocidos, según los medios de comunicación, como los «padres de la Constitución». Estas siete personas fueron elegidas para representar el amplio (y a menudo, profundamente dividido) espectro político dentro del Parlamento español, mientras que el papel principal se le dio al entonces partido gobernante y ahora extinto Unión de Centro Democrático (UCD).
El escritor (y senador por designación real) Camilo José Cela pulió posteriormente la redacción del proyecto de Constitución. Sin embargo, dado que gran parte del consenso dependía de mantener la ambigüedad de la redacción, se aprobaron pocas de las reformulaciones propuestas por Cela. Una de las aceptadas fue la sustitución del arcaico gualda («color de soldadura») por el simple amarillo en la descripción de la bandera de España[cita requerida].

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad