Regimen jurídico de las administraciones públicas

Bases jurídicas e institucionales de la administración pública en filipinas

2000, c. 8, s. 1.2. El marco de la gestión gubernamental se centrará más específicamente en(1) la capacidad de respuesta, en la toma de decisiones de gestión, a las expectativas expresadas por el público a la luz de los recursos disponibles;(2) la consecución de resultados en relación con los objetivos declarados;(3) una mayor flexibilidad, mediante la adaptación de las normas de gestión a las situaciones particulares de los departamentos y organismos; (4) el reconocimiento del papel de los viceministros y de los directores generales en la aplicación de los controles en relación con la gestión basada en los resultados;(5) la presentación de informes de rendición de cuentas basados en el rendimiento en la consecución de resultados;(6) la utilización óptima de los recursos de la Administración;(7) el acceso de la Asamblea Nacional a la información pertinente sobre las actividades de la Administración.

2000, c. 8, s. 2.3. A los efectos de esta Ley, la Administración comprende(1) los departamentos del Gobierno;(2) todos los organismos financiados por el presupuesto, es decir, todos los organismos cuyos gastos, en su totalidad o en parte, están previstos en las estimaciones presentadas en la Asamblea Nacional de otra manera que en virtud de una asignación transferida;(3) todos los organismos cuyo personal es nombrado de conformidad con la Ley de la Función Pública (capítulo F-3.1. 1);(4) todos los organismos cuyos miembros o directores sean nombrados mayoritariamente por el Gobierno o por un ministro y cuyos gastos sean sufragados, al menos en su mitad, directa o indirectamente por el Fondo de Ingresos Consolidado.Una persona nombrada o designada por el Gobierno o por un ministro, junto con el personal dirigido por dicha persona, se considera un organismo en el ejercicio de las funciones asignadas a la persona por la ley, el Gobierno o el ministro.

Estado de derecho en la administración pública

El informe elaborado por la Comisión para la Reforma de las Administraciones Públicas en junio de 2013 se enmarca en el convencimiento de que una economía competitiva requiere administraciones públicas eficientes, transparentes y ágiles.

En esta misma línea, el Programa Nacional de Reformas de España para 2014 prevé expresamente la aprobación de nuevas leyes administrativas como una de las medidas a impulsar para racionalizar la actuación de las instituciones y entidades del poder ejecutivo, mejorando la eficiencia en el uso de los recursos públicos y aumentando su productividad.

La Constitución recoge en su título IV, bajo la rúbrica «Gobierno y Administración», los rasgos propios que diferencian al Gobierno de la Nación de la Administración, definiendo al primero como un órgano eminentemente político al que se reserva la función de gobernar, el ejercicio de la potestad reglamentaria y la gestión de la Administración y estableciendo la subordinación de ésta a la gestión de aquél.

Estas actuaciones «ad extra» de las administraciones tienen una mención explícita en el artículo 105 del texto constitucional, que establece que la ley regulará la audiencia de los ciudadanos, directamente o a través de las organizaciones y asociaciones reconocidas por la ley, en el procedimiento de elaboración de las disposiciones administrativas que les afecten, así como el procedimiento a través del cual deben realizarse los actos administrativos, garantizando, en su caso, que proceda, la audiencia a los interesados.

Base jurídica de la administración pública en filipinas

La Constitución recoge en su Título IV los principios que inspiran la actuación administrativa y garantizan el pleno sometimiento de su actividad a la Ley y al Derecho, y configura al Gobierno de la Nación como un órgano eminentemente político que dirige la Administración y ejerce la potestad reglamentaria.

En el ordenamiento originario del anterior régimen autocrático, el Gobierno quedaba reducido al Órgano Superior en el que culmina la Administración del Estado y, en consecuencia, concibiéndolo como un mero apéndice o extensión de la misma, con la que compartiría, en gran medida, su naturaleza administrativa. El artículo 97 de la Constitución arrumba definitivamente esta concepción y recupera para el Gobierno el ámbito político de la función de gobernar, inspirado en el principio de legitimidad democrática. Quedan así claramente perfilados los rasgos propios que definen al Gobierno y a la Administración como instituciones públicas constitucionalmente diferenciadas y los que establecen la subordinación de la Administración a la acción política del Gobierno.

Relación entre la administración pública y el derecho pdf

Este artículo necesita citas adicionales para su verificación. Por favor, ayude a mejorar este artículo añadiendo citas de fuentes fiables. El material sin fuente puede ser cuestionado y eliminado.Buscar fuentes:  «Derecho administrativo» – noticias – periódicos – libros – académico – JSTOR (diciembre de 2012) (Aprende cómo y cuándo eliminar este mensaje de la plantilla)

El derecho administrativo es la división del derecho que rige las actividades de las agencias administrativas del gobierno. La acción de las agencias gubernamentales puede incluir la elaboración de normas, la adjudicación o la aplicación de un programa normativo específico. El derecho administrativo se considera una rama del derecho público.

El derecho administrativo se ocupa de la toma de decisiones de las unidades administrativas del gobierno como los tribunales, las juntas o las comisiones que forman parte de un esquema regulador nacional en áreas como la ley de policía, el comercio internacional, la fabricación, el medio ambiente, la fiscalidad, la radiodifusión, la inmigración y el transporte.

El derecho administrativo se expandió enormemente durante el siglo XX, ya que los órganos legislativos de todo el mundo crearon más organismos gubernamentales para regular las esferas sociales, económicas y políticas de la interacción humana.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad