Real decreto ley que es

Significado de la norma por decreto

El Real Decreto-Ley 5/2021 desarrolla nuevas medidas destinadas a proporcionar liquidez a los autónomos y empresas. Entre las novedades, destaca la que menciona la consideración de los créditos con garantía pública en el marco de una posible insolvencia futura, regulada en el artículo 16.
Además de las dotaciones de fondos mencionadas en el párrafo anterior, el RDL 5/2021 también introduce una serie de medidas en el ámbito concursal y preconcursal que consideramos de interés, ya que afectan a los créditos con garantía pública y que son objeto de análisis en este artículo.
En este sentido, estas entidades de crédito serán las encargadas de ejercer las acciones de recuperación de los créditos y garantías, incluyendo la formulación de acciones y reclamaciones, tanto extrajudiciales como judiciales, en nombre y por cuenta del Estado. A pesar de esta delegación de facultades en las entidades de crédito, debe tenerse en cuenta que estas entidades de crédito no estarán autorizadas para decidir unilateralmente sobre la concesión de aplazamientos, fraccionamientos y reducciones de los créditos afectados, debiendo obtener necesariamente la autorización previa del Estado a través del Departamento de Recaudación de la Agencia Estatal de Administración Tributaria.

Un real decreto emitido el

Un decreto es una orden dictada por un juez que resuelve las cuestiones de un caso judicial. Aunque un decreto es similar a una sentencia, difiere en algunos aspectos clave. Históricamente, los tribunales de equidad, almirantazgo, divorcio o sucesión podían dictar decretos mientras que un tribunal de justicia dictaba sentencias. Tras la aprobación de las Reglas Federales de Procedimiento Civil, que disolvieron en gran medida la distinción entre tribunales de equidad y de derecho, la mayoría de los tribunales pueden ahora considerar todos los recursos, incluidos los decretos. Sin embargo, hay que tener en cuenta que a menudo se sigue llamando sentencia a un decreto. Un decreto es el resultado de una evaluación de los derechos de las partes implicadas. Además, un decreto puede utilizarse para tratar un derecho que no está reconocido por el derecho común. Por ejemplo, un juez que preside un tribunal de equidad puede emitir un decreto a favor del cumplimiento específico como remedio para una parte victoriosa en un caso de contrato. Los decretos también pueden incluir instrucciones que guían cómo deben aplicarse, lo que aumenta su utilidad como recursos flexibles.

Decreto frente a ley

El 16 de septiembre de 2021 entró en vigor el Real Decreto Ley 17/2021 (RDL), de 14 de septiembre, por el que se establecen medidas urgentes para paliar el impacto de la subida de más del 250% del precio del gas natural en los mercados minoristas de gas y electricidad.
A continuación resumimos los puntos clave del RDL que afectan a la regulación energética en España (para analizar el impacto del RDL en la fiscalidad, ver nuestro artículo: Subida de la luz. Análisis de las novedades fiscales para mitigar el impacto).
Junto al mercado mayorista, se celebrará un nuevo tipo de subasta de compra de energía a largo plazo. En estas subastas, los operadores dominantes en el mercado de generación deberán ofrecer sus productos de generación inframarginales de cero emisiones de CO2 (no incluidos en las subastas de renovables), con un periodo de liquidación igual o superior a un año.
Estas nuevas subastas parecen ser análogas a las subastas de renovables celebradas anteriormente en España (con un precio de reserva, metodología, etc.). La subasta será gestionada por el Operador del Mercado Español (OMIE) y el regulador de la competencia español (CNMC) supervisará los procedimientos.

Real decreto yugioh

La recesión que comenzó a experimentar la economía española en 2008 y la política económica que se siguió entonces para hacerla frente condujeron a la acumulación de unos desequilibrios macroeconómicos insostenibles. En la medida en que estos desequilibrios se resuelvan sólo parcialmente, la recuperación de una senda de crecimiento estable en nuestro país es inviable. Así se puso de manifiesto a lo largo de 2011, cuando, tras varios trimestres de ligera recuperación, la economía española fue intensamente vulnerable al deterioro de la zona euro y se vio de nuevo inmersa en un periodo recesivo.
Esta reciente recaída de la economía española, aún sin alcanzar la gravedad de 2009, está teniendo gran virulencia y graves consecuencias de destrucción de empleo. Durante los dos primeros trimestres de este año la actividad económica ha profundizado su deterioro y las perspectivas para el segundo semestre no serán mejores si no se toman medidas urgentes. La crisis de confianza en los mercados financieros, que no es ajena a los problemas institucionales de la zona euro, se ha vinculado a los desequilibrios pendientes de la economía española. La consecuencia más inmediata de esta inestabilidad en los mercados ha sido un fuerte endurecimiento de las condiciones de financiación de los agentes privados.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad