Que son las cooperativas

qué son las cooperativas en la agricultura

Una cooperativa (también conocida como cooperativa, co-op o coop) es «una asociación autónoma de personas unidas voluntariamente para satisfacer sus necesidades y aspiraciones económicas, sociales y culturales comunes a través de una empresa de propiedad conjunta»[1] Las cooperativas son propiedad democrática de sus miembros, y cada uno de ellos tiene un voto para elegir el consejo de administración.
Una investigación publicada por el Worldwatch Institute descubrió que en 2012 aproximadamente mil millones de personas en 96 países se habían convertido en miembros de al menos una cooperativa[2] La facturación de las trescientas cooperativas más grandes del mundo alcanzó los 2,2 billones de dólares[3].
Las empresas cooperativas suelen ser más productivas[4] y económicamente resistentes que muchas otras formas de empresa, con el doble de cooperativas (80%) que sobreviven a sus primeros cinco años en comparación con otros modelos de propiedad empresarial (41%), según datos del Reino Unido[5] La mayor cooperativa de trabajo asociado del mundo, la Corporación Mondragón (fundada por el sacerdote católico José María Arizmendiarrieta), ha estado en funcionamiento continuo desde 1956[6].

sinónimo de cooperativa

Como empresas impulsadas por valores, no sólo por el beneficio, las cooperativas comparten principios acordados internacionalmente y actúan juntas para construir un mundo mejor a través de la cooperación. Al situar la equidad, la igualdad y la justicia social en el centro de la empresa, las cooperativas de todo el mundo permiten que las personas trabajen juntas para crear empresas sostenibles que generen empleo y prosperidad a largo plazo.
Las cooperativas permiten a las personas tomar el control de su futuro económico y, al no ser propiedad de accionistas, los beneficios económicos y sociales de su actividad se quedan en las comunidades donde se establecen. Los beneficios generados se reinvierten en la empresa o se devuelven a los socios.

ventajas de la cooperativa

Una cooperativa (también conocida como cooperativa, co-op o coop) es «una asociación autónoma de personas unidas voluntariamente para satisfacer sus necesidades y aspiraciones económicas, sociales y culturales comunes a través de una empresa de propiedad conjunta»[1] Las cooperativas son propiedad democrática de sus miembros, y cada uno de ellos tiene un voto para elegir el consejo de administración.
Una investigación publicada por el Worldwatch Institute descubrió que en 2012 aproximadamente mil millones de personas en 96 países se habían convertido en miembros de al menos una cooperativa[2] El volumen de negocio de las trescientas cooperativas más grandes del mundo alcanzó los 2,2 billones de dólares[3].
Las empresas cooperativas suelen ser más productivas[4] y económicamente resistentes que muchas otras formas de empresa, con el doble de cooperativas (80%) que sobreviven a sus primeros cinco años en comparación con otros modelos de propiedad empresarial (41%), según datos del Reino Unido[5] La mayor cooperativa de trabajo asociado del mundo, la Corporación Mondragón (fundada por el sacerdote católico José María Arizmendiarrieta), ha estado en funcionamiento continuo desde 1956[6].

ejemplos de cooperativas

¿Es la empresa cooperativa una idea nueva? ¿Son las cooperativas un remedio para nuestros problemas económicos? ¿Asfixian a la libre empresa? Esta es una pregunta candente entre agricultores, comerciantes y consumidores. ¿Cuáles son los hechos? Este folleto presenta las dos caras de la cuestión. Léalo y opine.
En los primeros tiempos de la colonia, y más tarde en las fronteras occidentales de este país, los vecinos solían ayudarse mutuamente en muchos tipos de trabajos: construir sus cabañas, levantar los techos de sus graneros, cosechar sus cultivos, desgranar su maíz y todo tipo de cosas que necesitaban muchas manos.
El negocio cooperativo no se remonta tan lejos, pero no es nada nuevo en América. La primera cooperativa de este país comenzó a funcionar en 1752, veinticuatro años antes de la Revolución Americana. Se trataba de una sociedad de seguros mutuos, llamada «Philadelphia Contributionship for the Insurance of Houses from Loss by Fire» (Contribución de Filadelfia para el seguro de casas contra pérdidas por incendio), y Benjamin Franklin fue uno de sus fundadores. Todavía está en funcionamiento, al igual que otras siete mutuas de seguros que comenzaron antes de 1825.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad