Que es una herencia yacente

Legados específicos en un testamento

Si está pensando en su futuro, es posible que se pregunte por la diferencia entre la planificación del patrimonio y la planificación del legado.    Si bien la planificación del patrimonio y la planificación del legado implican pensar en lo que sucederá después de su muerte, existen importantes diferencias entre ambos procesos en las que debe pensar cuando decida qué enfoque desea adoptar para poner en práctica los planes.

Tanto la planificación del patrimonio como la del legado pueden implicar la decisión de lo que ocurrirá con los activos después del fallecimiento, la redacción de la última voluntad y la planificación de los asuntos relacionados con el final de la vida. Sin embargo, la planificación del legado tiende a adoptar un enfoque mucho más holístico a la hora de poner en marcha los planes, en lugar de limitarse a tomar medidas para garantizar que pueda transferir los activos a los herederos o beneficiarios deseados una vez que usted haya fallecido.

Cuando se hace un plan de legado, se piensa en las cosas que se quieren dejar y en la forma en que se quiere que se le recuerde. Puede decidir que quiere crear una fundación benéfica, por ejemplo, para asegurarse de que sus esfuerzos filantrópicos puedan continuar mucho tiempo después de su muerte.    O puede decidir que desea crear un fideicomiso para pagar a todos sus nietos y bisnietos la universidad que elijan, para que nunca acaben con deudas educativas.

Legado pecuniario

Cuando haga un testamento, debe pensar en los legados que le gustaría incluir. ¿Hay algún objeto sentimental que quiera dejar a una persona concreta? ¿Desea reservar dinero para un familiar, un amigo o una organización benéfica? ¿Quién quiere que reciba el resto de su dinero y bienes? ¿Y sus beneficiarios residuales recibirán partes iguales o desiguales?

Por ejemplo, el anillo de compromiso que debía dejarse a la nieta llamada Sarah. Si éste se ha perdido, vendido, robado o regalado previamente, el objeto ya no estará en la herencia para dárselo a Sarah. Sarah no recibiría nada en estas circunstancias.

Otra posibilidad es que el fallecido haya hecho más legados de los que realmente podía pagar. A veces esto ocurre cuando una persona redacta su testamento basándose en la cantidad de dinero que tiene en ese momento, pero luego tiene mucho menos en el momento de su muerte. Si esto ocurre y no hay suficiente dinero en la herencia para cubrir los legados pecuniarios, todos los que deban recibir un legado pecuniario deben ver reducida su donación en proporciones iguales. Esto se llama reducción.

Qué es un legado demostrativo

Cuando nos hacemos mayores y nos damos cuenta de que nuestro tiempo en este mundo es corto, tendemos a hacer todo lo posible para que merezca la pena. Todos queremos dejar algo significativo y valioso a nuestros allegados y a las próximas generaciones. Nuestro objetivo es planificar el futuro de nuestros hijos, mantenerlos y asegurarnos de que estén atendidos cuando ya no estemos para ellos. Aquí es donde el plan de legado desempeña su papel.

En pocas palabras, el proceso de planificación y distribución de los bienes de una persona a sus seres queridos se llama planificación de la herencia. Tener un plan de legado significa haber preparado una estrategia de distribución de activos a sus beneficiarios, pero sobre todo dejar algo significativo para las personas que le rodearon. Es importante que todo el mundo deje un legado impactante y duradero que se alinee con los valores que cada persona defiende.

A menudo la planificación del legado se identifica con la planificación del patrimonio, sin embargo, a pesar de que estos términos son sinónimos en muchos aspectos, hay una diferencia principal entre ellos. La planificación del legado es mucho más que una simple asignación de bienes, activos y propiedades. Este proceso se centra en los valores y en lo que una persona deja tras de sí, independientemente de su historial financiero. Tiene que ver mucho más con los sentimientos que tienen sus herederos cuando piensan en usted que con el dinero o los bienes materiales. Este tipo de legado puede tener efectos duraderos en sus seres queridos.

Ejemplos concretos de legados

Se habla de una disposición que regula la división de los bienes cuando una persona es a la vez heredera y legataria, pero el legado no fue claramente designado como legado provisional en el testamento (en cuyo caso el heredero recibiría el legado además de su cuota hereditaria; sin embargo, el derecho legal debe seguir siendo respetado y no puede ser eludido de esta manera). En el caso de una disposición que regule la división de los bienes, la persona no recibe el legado además de su cuota hereditaria, sino que la primera se deducirá de la segunda.

El heredero pasa a formar parte de la comunidad de herederos. El legatario no pasa a formar parte de la comunidad de herederos y sólo tiene derecho a recuperar la posesión frente a la comunidad de herederos. Los herederos, en cambio, adquieren diversos derechos y obligaciones. Así se convierten en responsables de la liquidación de las deudas dejadas por el testador.

La llamada «parte disponible» se determina deduciendo de la herencia todos los derechos legales. Si hay un cónyuge (derecho hereditario legal 1/4) y un hijo (derecho hereditario legal 3/8), la parte disponible es de 3/8. El testador tiene total libertad testamentaria sobre estos 3/8. Por ejemplo, puede donarlos a una organización sin ánimo de lucro fiable.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad