Que es una delegacion

delegación de autoridad

La delegación es la asignación de autoridad a otra persona (normalmente de un directivo a un subordinado) para llevar a cabo actividades específicas. Es el proceso de distribuir y confiar el trabajo a otra persona.[1] La delegación es uno de los conceptos centrales del liderazgo directivo. El proceso implica que los directivos decidan qué trabajo deben hacer ellos mismos y qué trabajo deben delegar en otros para que lo realicen[1]. Desde el punto de vista de la gestión, la delegación implica trasladar la responsabilidad del proyecto a los miembros del equipo, dándoles la oportunidad de finalizar el producto del trabajo de forma eficaz, con una intervención mínima[2] Lo contrario de la delegación eficaz es la microgestión, en la que un directivo proporciona demasiadas aportaciones, dirección y revisión del trabajo delegado. La delegación faculta al subordinado para tomar decisiones. Es un desplazamiento de la autoridad para tomar decisiones, así como de la responsabilidad por los resultados, de un nivel organizativo a otro inferior[2]. Sin embargo, un cierto nivel de responsabilidad por el resultado del trabajo sigue recayendo en la persona que delegó el trabajo en un principio.

importancia de la delegación

La delegación es la asignación de autoridad a otra persona (normalmente de un directivo a un subordinado) para llevar a cabo actividades específicas. Es el proceso de distribuir y confiar el trabajo a otra persona.[1] La delegación es uno de los conceptos centrales del liderazgo directivo. El proceso implica que los directivos decidan qué trabajo deben hacer ellos mismos y qué trabajo deben delegar en otros para que lo realicen[1]. Desde el punto de vista de la gestión, la delegación implica trasladar la responsabilidad del proyecto a los miembros del equipo, dándoles la oportunidad de finalizar el producto del trabajo de forma eficaz, con una intervención mínima[2] Lo contrario de la delegación eficaz es la microgestión, en la que un directivo proporciona demasiadas aportaciones, dirección y revisión del trabajo delegado. La delegación faculta al subordinado para tomar decisiones. Es un desplazamiento de la autoridad para tomar decisiones, así como de la responsabilidad por los resultados, de un nivel organizativo a otro inferior[2]. Sin embargo, un cierto nivel de responsabilidad por el resultado del trabajo sigue recayendo en la persona que delegó el trabajo en un principio.

proceso de delegación

La delegación se define comúnmente como el traspaso de autoridad y responsabilidad de determinadas funciones, tareas o decisiones de una persona (normalmente un líder o directivo) a otra. Aunque esta es probablemente la interpretación más común del término, hay quienes lo definen de forma más estricta.

Una definición más restringida de la delegación surgió del trabajo de los expertos en liderazgo Ken Blanchard y Paul Hersey. Blanchard y Hersey acuñaron el término «liderazgo situacional» para describir cómo las diferentes situaciones exigen diversos tipos de compromiso entre los líderes y su gente. Ofrecen cuatro situaciones a lo largo de un continuo de experiencia y conocimientos de los empleados.

Este modelo subraya una diferencia fundamental entre asignar tareas y delegar autoridad. Usted asigna una tarea cuando dice a los alumnos: «barran el suelo del aula». Se delega la autoridad cuando se dice «mantengan el aula limpia» y luego se proporcionan los recursos para realizar el trabajo. Sólo después de que alguien demuestre competencia, iniciativa y seguimiento, es el momento de delegar la autoridad.

qué es la delegación en la gestión

Los superiores delegan la autoridad a los subordinados en el trabajo, es así de sencillo. Delegar no es abdicar del deber, ni tampoco es volcar las tareas en la mesa de otro. Delegar eficazmente significa que te preocupas.

Los directivos estresados que van de crisis en crisis y pasan la mayor parte de su jornada laboral «apagando incendios» probablemente no están delegando. La «extinción de incendios» es una gestión reactiva, no proactiva.

¿Cómo? Como proveedor líder en delegación, Live And Learn Consultancy impartió formación a un director de empresa con sede en el centro de Londres. Después de asistir a nuestro curso de delegación de un día, se ahorró unas increíbles dos horas al día. ¡40 horas al mes!

La realidad es que la mayoría de los directivos y líderes se preocupan por el miedo a fracasar. Esto puede deberse a que no confían en otros miembros del equipo, a que no contratan al personal adecuado en primer lugar o simplemente a que no tienen confianza en otras personas.

Tras definir lo que es la delegación en la gestión, ahora exploraremos los beneficios reales de la delegación y cómo puede tener un impacto positivo en la empresa, el directivo y los empleados de la organización.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad