Que es un metabolito

Que es un metabolito

qué es un fármaco metabolito

El metabolismo bacteriano puede clasificarse en tres categorías principales: el tipo de energía utilizada para el crecimiento, la fuente de carbono y los donantes de electrones utilizados para el crecimiento. Las bacterias patógenas son capaces de mostrar varios tipos de metabolismo. Los metabolitos, los productos intermedios del metabolismo, se caracterizan por ser pequeñas moléculas con diversas funciones. Los metabolitos pueden clasificarse en primarios y secundarios. Estos metabolitos pueden utilizarse en microbiología industrial para obtener aminoácidos, desarrollar vacunas y antibióticos y aislar sustancias químicas necesarias para la síntesis orgánica.
Los metabolitos primarios participan en el crecimiento, el desarrollo y la reproducción del organismo. El metabolito primario suele ser un componente clave en el mantenimiento de los procesos fisiológicos normales, por lo que suele denominarse metabolito central. Los metabolitos primarios suelen formarse durante la fase de crecimiento como resultado del metabolismo energético, y se consideran esenciales para un crecimiento adecuado. Algunos ejemplos de metabolitos primarios son los alcoholes, como el etanol, el ácido láctico y ciertos aminoácidos. En el campo de la microbiología industrial, el alcohol es uno de los metabolitos primarios más utilizados para la producción a gran escala. En concreto, el alcohol se utiliza en los procesos de fermentación que dan lugar a productos como la cerveza y el vino. Además, metabolitos primarios como los aminoácidos -incluidos el L-glutamato y la L-lisina, que se utilizan habitualmente como suplementos- se aíslan mediante la producción en masa de una especie bacteriana específica, la Corynebacteria glutamicum. Otro ejemplo de metabolito primario comúnmente utilizado en la microbiología industrial es el ácido cítrico. El ácido cítrico, producido por Aspergillus niger, es uno de los ingredientes más utilizados en la producción de alimentos. También se utiliza habitualmente en la industria farmacéutica y cosmética.

ver más

Los estudios de investigación pueden utilizar sustancias diseñadas para parecerse a las drogas, pero que no contienen ningún componente activo de la droga. Pueden tener el mismo aspecto que un fármaco concreto, pero están compuestas de almidón, azúcar u otras sustancias inocuas no farmacológicas. Algunas personas se sienten mejor después de tomarlos. ¿Cómo se denomina este fenómeno?
Los estudios de investigación pueden utilizar sustancias diseñadas para parecerse a las drogas, pero que no contienen ningún componente activo. Pueden parecerse a una droga concreta, pero están compuestas de almidón, azúcar u otras sustancias inocuas no farmacológicas. Algunas personas se sienten mejor después de tomarlos. ¿Cómo se denomina este fenómeno?
Merck and Co., Inc., Kenilworth, NJ, EE.UU. (conocida como MSD fuera de los EE.UU. y Canadá) es un líder mundial en el ámbito de la salud que trabaja para ayudar al mundo a estar bien. Desde el desarrollo de nuevas terapias que tratan y previenen enfermedades hasta la ayuda a las personas necesitadas, estamos comprometidos con la mejora de la salud y el bienestar en todo el mundo.    El Manual se publicó por primera vez como Manual Merck en 1899 como un servicio a la comunidad. El legado de este gran recurso continúa como el Manual MSD fuera de Norteamérica. Conozca más sobre nuestro compromiso con el conocimiento médico global.

berros de mar

Gran parte del proceso de desarrollo de fármacos se centra en la caracterización de la actividad y el perfil de seguridad de la sustancia farmacológica (es decir, el ingrediente farmacéutico activo [API] o fármaco «madre»). Sin embargo, también es fundamental tener en cuenta la contribución de los metabolitos a la seguridad y la eficacia del medicamento. En este artículo, discutiremos cómo se forman, identifican y analizan los metabolitos, así como las consideraciones para el desarrollo de fármacos.
La mayoría de los fármacos se someten a algún nivel de biotransformación tras su administración. El cuerpo humano confía en este proceso para facilitar la eliminación de sustancias extrañas al organismo. Sin embargo, los metabolitos no siempre son farmacológicamente inertes. Hay muchos casos en los que uno o más metabolitos ejercen algún nivel de actividad farmacológica.
Por ejemplo, en el caso de los profármacos, prácticamente toda la actividad es impulsada por los metabolitos. Tampoco es infrecuente que los metabolitos presenten problemas de seguridad más allá de los de la sustancia farmacológica. Debido a estos factores, el metabolismo de un fármaco debe explorarse en una fase temprana del proceso de desarrollo, de modo que todos los estudios necesarios (especialmente los relacionados con la seguridad) puedan planificarse de forma adecuada y eficiente.

bacterias

El término metabolito suele utilizarse para las moléculas pequeñas. Los metabolitos tienen diversas funciones, como combustible, estructura, señalización, efectos estimulantes e inhibidores sobre las enzimas, actividad catalítica propia (normalmente como cofactor de una enzima), defensa e interacciones con otros organismos (por ejemplo, pigmentos, odorantes y feromonas).
Algunos antibióticos utilizan metabolitos primarios como precursores, como la actinomicina, que se crea a partir del metabolito primario triptófano. Algunos azúcares son metabolitos, como la fructosa o la glucosa, que están presentes en las vías metabólicas.
La tasa de degradación de un compuesto es un importante determinante de la duración e intensidad de su acción. Entender cómo se metabolizan los compuestos farmacéuticos y los posibles efectos secundarios de sus metabolitos es una parte importante del descubrimiento de fármacos[4].

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad