Principio de responsabilidad patrimonial universal

Informe de inclusión financiera del banco mundial 2019 pdf

sobre las normas financieras aplicables al presupuesto general de la Unión, por el que se modifican los Reglamentos (UE) n.º 1296/2013, (UE) n.º 1301/2013, (UE) n.º 1303/2013, (UE) n.º 1304/2013, (UE) n.º 1309/2013, (UE) n.º 1316/2013, (UE) n.º 223/2014, (UE) n.º 283/2014, y la Decisión n.º 541/2014/UE, y se deroga el Reglamento (UE, Euratom) n.º 966/2012

Visto el Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea y, en particular, su artículo 46, letra d), su artículo 149, su artículo 153, apartado 2, letra a), sus artículos 164, 172, 175, 177 y 178, su artículo 189, apartado 2, su artículo 212, apartado 2, su artículo 322, apartado 1, y su artículo 349, en relación con el Tratado constitutivo de la Comunidad Europea de la Energía Atómica, y en particular su artículo 106 bis,

Después de tres años de aplicación, deben introducirse nuevas modificaciones en las normas financieras aplicables al presupuesto general de la Unión (el «presupuesto») con el fin de eliminar los cuellos de botella en la aplicación aumentando la flexibilidad, simplificar la prestación para los interesados y los servicios, centrarse más en los resultados y mejorar la accesibilidad, la transparencia y la responsabilidad. Procede, por tanto, derogar el Reglamento (UE, Euratom) no 966/2012 del Parlamento Europeo y del Consejo (5) y sustituirlo por el presente Reglamento.

Principios rectores de la onu para una banca responsable

En 2011, el Consejo de Derechos Humanos de la ONU aprobó por unanimidad los Principios Rectores de la ONU sobre las Empresas y los Derechos Humanos, el primer instrumento internacional que asigna a las empresas la responsabilidad de respetar los derechos humanos.

Desde la adopción de la Declaración Universal de los Derechos Humanos (DUDH) en 1948, la responsabilidad de proteger los derechos humanos ha recaído principalmente en los gobiernos. Sin embargo, a partir de principios de la década de 2000, quedó cada vez más claro que las libertades consagradas en el marco también podían ser violadas -y promovidas- por el sector privado.

En 2011, el Consejo de Derechos Humanos de la ONU aprobó por unanimidad los Principios Rectores de la ONU sobre las Empresas y los Derechos Humanos (Principios Rectores), el primer instrumento internacional que asigna a las empresas la responsabilidad de respetar los derechos humanos. Los Principios Rectores establecen que los gobiernos deben poner en marcha buenas políticas, leyes y medidas de aplicación para evitar que las empresas violen los derechos; que las empresas deben abstenerse de afectar negativamente a los derechos incluso cuando los gobiernos no creen o apliquen las leyes necesarias; y que las víctimas de los abusos empresariales deben tener acceso a una reparación efectiva. Como parte de esta responsabilidad, los Principios Rectores exigen a las empresas que actúen con la debida diligencia para identificar y gestionar sus impactos negativos sobre los derechos humanos.

Principios para la banca responsable de los firmantes

El mundo se está pasando a los pagos digitales porque son más rápidos, seguros y transparentes que el efectivo. A medida que nos apresuramos a aprovechar los beneficios de los pagos digitales, no debemos pasar por alto la responsabilidad del diseño, las salvaguardias y la implementación. Al digitalizar los pagos de forma responsable, podemos alcanzar rápidamente la igualdad financiera y avanzar en los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

Muchas cosas han cambiado desde que la Alianza Better Than Cash, con sede en las Naciones Unidas, trazó una ruta más justa y rápida hacia la igualdad financiera, en 2016. Los avances tecnológicos están rehaciendo las economías, las sociedades y transformando el panorama de los pagos digitales. Han proliferado nuevos servicios financieros.

Estos Principios definen quién debe ser responsable, qué significa ser responsable y cómo serlo. No pretenden ofrecer un análisis técnico de lo que significa en la práctica cada Principio, como la transparencia.

Los Principios de las Naciones Unidas para los Pagos Digitales Responsables 1 fueron desarrollados por la Alianza Better Than Cash, con sede en las Naciones Unidas, guiada por sus gobiernos miembros, empresas y organizaciones internacionales. El equipo de la Secretaría desea agradecer a sus miembros su audaz liderazgo en las prácticas de digitalización responsable de los pagos y sus perspicaces contribuciones a estos Principios. Este recurso emblemático responde a la hoja de ruta del Secretario General de las Naciones Unidas para la cooperación digital.

Cinco objetivos para los principios de la banca responsable

Los Principios para una Banca Responsable son un marco único para garantizar que la estrategia y la práctica de los bancos firmantes se ajusten a la visión que la sociedad ha establecido para su futuro en los Objetivos de Desarrollo Sostenible y el Acuerdo Climático de París.

Más de 250 bancos, que representan más del 40% de los activos bancarios de todo el mundo, se han unido a este movimiento de cambio, liderando el camino hacia un futuro en el que la comunidad bancaria haga el tipo de contribución positiva a las personas y al planeta que la sociedad espera. Se trata de un viaje de escala y alcance sin precedentes en un momento en el que se necesita urgentemente esa ambición.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad