Orden de detención europea

orden de detención europea reino unido 2021

2. Al excluir el recurso a un tribunal contra la concesión de la extradición a un Estado miembro de la Unión Europea, la Ley sobre la orden de detención europea infringe el artículo 19.4 de la Ley Fundamental (garantía de recurso a un tribunal).
La Ley de la Orden de Detención Europea incorpora parcialmente los motivos de no ejecución facultativa de la Orden de Detención Europea previstos en la Decisión Marco. Con ello, el legislador alemán ha optado esencialmente por una solución discrecional. El hecho de que el procedimiento de concesión de la extradición se complemente con motivos específicos de denegación de la concesión da lugar a que, en el caso de las extradiciones a un Estado miembro de la Unión Europea, la autoridad responsable de conceder la extradición ya no se limita a decidir sobre los aspectos de política exterior y de política general de la solicitud de extradición, sino que tiene que entrar en un proceso de ponderación cuyo objeto es, en particular, la persecución penal en el Estado de origen de la persona afectada. El hecho de que el procedimiento de concesión de la extradición se complemente con elementos constitutivos de delito adicionales que están supeditados a la discrecionalidad da lugar a un cambio cualitativo de la concesión. La decisión que se adopte, basada en la ponderación de los hechos y las circunstancias, sirve para proteger los derechos fundamentales del procesado y no puede sustraerse al control judicial.

orden de detención europea en irlanda

La orden de detención europea (ODE) es una orden de detención válida en todos los Estados miembros de la Unión Europea (UE). Una vez emitida, exige a otro Estado miembro que detenga y traslade a un sospechoso de haber cometido un delito o a una persona condenada al Estado emisor para que pueda ser juzgado o completar un período de detención.
Una orden de detención europea sólo puede emitirse para llevar a cabo un proceso penal (no una mera investigación), o para ejecutar una condena privativa de libertad[1] Sólo puede emitirse para delitos que conlleven una pena mínima de 1 año o más de prisión. En caso de que ya se haya dictado la sentencia, sólo se puede dictar una orden de detención europea si la pena de prisión que se va a ejecutar es de al menos cuatro meses.
La introducción del sistema de ODE pretendía aumentar la rapidez y la facilidad de la extradición en todos los países de la UE, eliminando las fases políticas y administrativas de la toma de decisiones que habían caracterizado el anterior sistema de extradición en Europa, y convirtiendo el proceso en un sistema gestionado enteramente por el poder judicial. Desde su puesta en marcha en 2004, el uso de la ODE ha aumentado. Los informes de evaluación de los Estados miembros sugieren que el número de órdenes de detención europeas emitidas ha aumentado de aproximadamente 3.000 en 2004 a 15.200 en 2009, pero ha vuelto a caer a 10.400 en 2013[2].

extradición y orden de detención europea

Este libro examina la orden de detención europea como un instrumento exitoso y eficaz para la cooperación judicial en materia penal en la Unión Europea. Con un contenido exhaustivo y combinando aspectos teóricos y prácticos, abarca todas las cuestiones importantes que rodean a la orden de detención europea. El libro analiza su génesis, sus principales características, el procedimiento de entrega, la jurisprudencia, su aplicación y las últimas novedades. En lugar de centrarse únicamente en un enfoque de derecho penal, también considera el tema desde la perspectiva del derecho de la Unión Europea y del derecho constitucional.
Espacio de Libertad, Seguridad y Justicia Doble incriminación del delito Eurojust Red Judicial Europea Orden de detención europea Extradición Cooperación judicial Reconocimiento mutuo de resoluciones judiciales Procedimiento de entrega

orden de detención europea pdf

Este es un artículo de acceso abierto, distribuido bajo los términos de la licencia Creative Commons Attribution (http://creativecommons.org/licenses/by/4.0/), que permite la reutilización, distribución y reproducción sin restricciones en cualquier medio, siempre que se cite adecuadamente la obra original.
El 5 de abril de 2018, el Primer Senado de Asuntos Penales del Tribunal Regional Superior de Schleswig-Holstein (Oberlandesgericht Schleswig-Holstein; OLG) dictó su primera decisión sobre la extradición de Puigdemont a España.
En resumen, el tribunal ordenó la detención con fines de extradición -de conformidad con los artículos 15(1) núm. 1 y 17(1) de la IRG- pero suspendió la ejecución de la orden de detención con fines de extradición bajo ciertas condiciones, de conformidad con el artículo 25(2) de la IRG y en relación con el artículo 116(1) s. 2 núm. 4 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal alemana (Strafprozessordnung; StPO),Nota 42 ordenando la libertad bajo fianza fijada en 75.000 euros. Los jueces sostuvieron que la entrega de la persona reclamada por el delito de rebeliónFootnote 43 en virtud de la orden de detención europea era inadmisible ab initio y, por lo tanto, no constituía un motivo para la detención con fines de extradición de conformidad con el artículo 15(2) de la IRG. Nota 44 Por el contrario, la extradición por corrupción -más concretamente, por malversación de fondos públicos- no fue declarada inadmisible ab initio, sino que fue sometida a una revisión posterior por parte del OLG debido a la insuficiencia de la información presentada por las autoridades españolas de conformidad con el § 83a(1) nº 5 de la IRG.Nota 45

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad