Nueva ley clausula suelo

Cláusula de fuerza mayor en los contratos, una definición de los expertos

Hoy, el Tribunal de Justicia de la Unión Europea ha declarado que la decisión de la Sentencia del Tribunal Supremo español celebrada el 9 de mayo de 2013 era limitada, y las condiciones y, de hecho, el uso de la sentencia eran injustos.
La sentencia no sólo ofrecía una protección incompleta e insuficiente a los consumidores, sino que también limitaba la cantidad que los clientes podían reclamar al intentar recuperar el dinero pagado, en relación con las hipotecas pagadas de más. Básicamente, eso significaba que los afectados por la cláusula suelo sólo podían reclamar el dinero pagado de más a partir del 9 de mayo de 2013, independientemente de que hubieran pagado más antes de esa fecha.
Esta nueva sentencia supone un giro total y significará que los bancos tendrán que devolver ahora (hasta el último euro) todo el dinero pagado por los clientes desde la fecha en que se produjo el pago en exceso, y no desde el 9 de mayo de 2013.
Supone una clara victoria de los clientes y consumidores frente a los bancos. Según el informe del Banco de España, los bancos tendrán que devolver cerca de 7.500 millones de euros a todos los clientes que se han visto afectados.

Nuevos formularios, temas de actualidad y otras diversiones del sector

El Tribunal Supremo de Justicia de la Unión Europea (TJUE) condenó el pasado mes de diciembre a los bancos españoles a devolver todo el dinero cobrado de más por las cláusulas suelo, eliminando la irretroactividad fijada por el Tribunal Supremo (TS) en mayo de 2013 y que limitaba la devolución de lo cobrado de más a partir de esa misma fecha. Esta sentencia considera que limitar la retroactividad es contrario al derecho comunitario, lo que en la práctica ha supuesto reconocer la retroactividad total desde la firma del préstamo.
En los últimos días, el Gobierno de España ha decidido aplazar una semana más el real decreto ley que articula un sistema extrajudicial para devolver el dinero cobrado indebidamente por las cláusulas suelo no transparentes. Este hecho supone aplazar la publicación de la nueva ley hipotecaria. En diciembre, el Gobierno ya decidió aplazar la aprobación de un código de buenas prácticas para facilitar la devolución de lo cobrado de más por las cláusulas suelo.
– Lo primero que debemos hacer es buscar y leer detenidamente la escritura de nuestra hipoteca. Suele reconocerse en epígrafes con títulos como «límites a la aplicación del interés variable», «límite de variabilidad» o «tipo de interés variable». Es muy importante también prestar atención a la evolución histórica del tipo de interés de la hipoteca. Si desde 2009 no has notado una bajada notable en la cuota de tu hipoteca o se ha mantenido fija, es muy probable que tenga una cláusula suelo.

Nueva información cláusula suelo de las hipotecas

Una cláusula suelo, normalmente introducida en un acuerdo financiero en relación con un límite máximo o un tipo de interés mínimo, se refiere a una condición específica generalmente incluida en los contratos financieros, principalmente en los préstamos.
Como un préstamo puede acordarse en base a un tipo de interés fijo o variable, los préstamos acordados con tipos variables suelen estar vinculados a un tipo de interés oficial (en el Reino Unido el LIBOR, en España el EURIBOR) más una cantidad extra (conocida como diferencial o margen).
Dado que las partes querrán tener cierta seguridad sobre las cantidades realmente pagadas y recibidas en caso de movimientos bruscos y repentinos del índice de referencia, pueden, y normalmente lo hacen, acordar un sistema por el que estén seguros de que los pagos no serán demasiado bajos (por parte del banco, para que cuente con un beneficio cierto y regular) ni demasiado altos (por parte del prestatario, para que los pagos se mantengan en un nivel asequible durante todo el plazo de la hipoteca).
Sin embargo, en España, desde hace aproximadamente una década, el esquema original se ha corrompido hasta el punto de que ha sido necesario que el Tribunal Supremo español emita una sentencia para proteger a los consumidores / hipotecados de los constantes abusos que los bancos les infligen.

Biden dice que quiere eliminar los contratos de no competencia

Una Cláusula Suelo, también conocida como «Clausula Suelo» o «Suelo Hipotecario», es simplemente una cláusula que se ha insertado en los contratos hipotecarios a tipo variable en España durante los últimos 20 años y que afecta al tipo de interés a pagar por la hipoteca.
Para la mayoría de las hipotecas españolas a tipo variable, el tipo de interés a pagar se calcula mediante el tipo de referencia del Euro Interbank Offered Rate (Euribor) . Si el interés de referencia aumenta, entonces el interés de la hipoteca también aumenta, del mismo modo, si el EURIBOR disminuye, entonces el pago de intereses disminuirá.
Sin embargo, la inserción de la cláusula suelo en el contrato hipotecario significa que los titulares de la hipoteca no se benefician totalmente de la caída del EURIBOR, ya que habrá un tipo de interés mínimo a pagar por la hipoteca (también conocido como «suelo». El nivel del suelo dependerá del banco que conceda la hipoteca y del momento en que se haya contratado, pero es típico ver suelos del 3 al 4%.
El Tribunal Supremo dictaminó la nulidad de las cláusulas suelo por abusivas, entre otras razones por su falta de transparencia. Se entiende que ha habido transparencia si la información era clara y el cliente tenía la capacidad de entender su contenido y consecuencias[3].

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad