Nueva ley arrendamientos urbanos

control gubernamental de los alquileres

En el caso de Toppan Holdings Limited («Toppan») y Abbey Healthcare (Mill Hill) Limited («Abbey») contra Simply Construct (UK) LLP («Simply») el TCC sostuvo que una garantía colateral entre Abbey y Simply no era un contrato de construcción.

Este artículo forma parte de una serie de guías en las que examinamos áreas del derecho que surgen con frecuencia en la práctica. Se publicarán más guías semanalmente; haga clic aquí para suscribirse y recibir por correo electrónico las noticias y opiniones de Collas Crill.

Lo necesitamos para poder emparejarle con otros usuarios de la misma organización. También forma parte de la información que compartimos con nuestros proveedores de contenidos («Colaboradores») que aportan contenidos de forma gratuita para su uso.

congelación nacional de los alquileres

Las estipulaciones que modifiquen las normas de este Título en perjuicio del arrendatario o subarrendatario serán nulas y se tendrán por no puestas, salvo en los casos en que la propia norma lo autorice expresamente.

El subarriendo se regirá por lo dispuesto en este Título para el arrendamiento cuando la parte del inmueble subarrendado sea utilizada por el subarrendatario para el fin indicado en el artículo 2.1. Si no se cumple esta condición, se regirá por lo acordado entre las partes.

El plazo comenzará a contarse desde la fecha del contrato o desde la puesta a disposición del inmueble por parte del arrendatario si ésta fuera posterior. La prueba de la fecha de puesta a disposición correrá a cargo del arrendatario.

Los arrendamientos cuyo plazo de duración no se haya estipulado o sea indeterminado se entenderán celebrados por un año, sin perjuicio del derecho de prórroga anual para el arrendatario, en los términos resultantes del párrafo anterior.

directorio de miembros de la naa

Todos los propietarios, incluidos los de pensiones, deben cumplir las leyes de la Ley de Arrendamientos Residenciales (la Ley). A partir de agosto de 2020, entrarán en vigor amplios cambios en la ley que afectarán tanto a los propietarios como a los inquilinos.Los cambios se producirán en tres fechas clave:Hemos elaborado una hoja informativa que resume los cambios.

Fase 1 – cambios en la ley que ya están en vigor (a partir del 12 de agosto de 2020)Las viviendas de transición y de emergencia están exentas de la LeyA partir del 12 de agosto de 2020, las viviendas de transición y de emergencia estarán exentas de la Ley cuando la vivienda sea:Esta exención es aplicable a todas las personas (clientes nuevos y existentes) en viviendas de transición y de emergencia que cumplan los criterios anteriores. Los proveedores de viviendas de transición y de emergencia seguirán pudiendo acogerse a partes de la Ley si así lo desean, acordando por escrito con el cliente qué partes se aplicarán.Lea la sección 5 actualizada de la Ley de Arrendamientos Residenciales de 1986 (sitio web de legislación de Nueva Zelanda)(enlace externo)El alquiler sólo puede aumentarse cada 12 mesesA partir del 12 de agosto de 2020, los aumentos de alquiler se limitan a una vez cada 12 meses. Esto supone un cambio respecto a una vez cada 180 días (seis meses). Nuestra página web de aumentos de alquiler tiene más información sobre cómo se aplicará esta regla.Cualquier aviso de aumento de alquiler dado a los inquilinos a partir del 12 de agosto de 2020 debe cumplir con la nueva regla de 12 meses. Si un aviso se dio antes del 12 de agosto de 2020, todavía está dentro de la regla de 180 días.Más información sobre los cambios de la ley(enlace externo) (sitio web del Ministerio de Vivienda y Desarrollo Urbano)Lea la actualización de la sección 24 de la Ley de Arrendamientos Residenciales de 1986 (sitio web de Legislación de Nueva Zelanda)(enlace externo)

control nacional del alquiler

Las modificaciones al Código Civil están relacionadas principalmente con las causales de rescisión del contrato de arrendamiento por parte del Arrendador, siendo aumentado a 3 meses el plazo de mora en el pago de la renta, también se aumentó a 60 días el plazo de oposición de rescisión del Arrendatario a la realización de obras ordenadas por la Autoridad Pública. En cuanto al tipo de contrato y la duración, cuando las partes no se pongan de acuerdo, se aumentó el plazo de 2 a 5 años, y finalmente también se modificó el régimen de rescisión justificada, con un plazo de 60 días para desalojar el inmueble y un aumento del pago de la indemnización por parte del Arrendador, en determinados casos, correspondiente a 2 años de renta, no inferior al doble del importe de 1/15 del valor del impuesto sobre bienes inmuebles. El pago debe producirse la mitad tras la confirmación de la rescisión y el resto en el momento de la entrega de la vivienda o, alternativamente, una garantía de realojamiento del Arrendatario por un periodo no inferior a 3 años.

En cuanto a los cambios relativos a la forma de comunicación entre las partes, es necesario exigir que el Abogado o Procurador, que notifique al Arrendador la rescisión del contrato por contacto personal, haya sido debidamente autorizado para ello, se consideran válidas las comunicaciones relativas a la rescisión del contrato de arrendamiento, la actualización de la renta y las obras realizadas, por carta que es devuelta porque el destinatario se ha negado a recibirla y a través de este cambio se consideran como no realizadas las comunicaciones que son devueltas por no haber sido levantadas en el plazo previsto en la normativa del CTT, y también en el caso de las comunicaciones entre las partes cuando el local arrendado tiene la consideración de «vivienda familiar», se exige ahora que se dirijan a cada uno de los cónyuges, bajo pena de ineficacia.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad