Negociacion convenio grandes almacenes

Contrato de concesión de unos grandes almacenes

Los contratos de alquiler de unos grandes almacenes pueden ser bastante caros. Al fin y al cabo, a menudo necesitará una cantidad considerable de espacio para exponer todos sus productos. Aunque la mayoría de los arrendadores comerciales no tienen mucho margen para negociar el alquiler base, puede haber otras formas de intentar ahorrar dinero al obtener ese contrato. Estos consejos deberían ayudar.
El primero es asegurarse de que no está atado a un contrato injusto. El segundo es ayudarle en el proceso de negociación. Un experto podrá identificar los puntos de negociación en los que podrá ahorrar una pequeña cantidad de dinero.
Si está convirtiendo la propiedad usted mismo, entonces puede ser capaz de negociar un período de fixturización. En este caso, se le ofrece la posibilidad de preparar el interior del edificio para su negocio. Esto será a un precio reducido o completamente gratis si hay que realizar muchas obras.
En algunos casos, el propietario puede ofrecerte un mes de descuento aquí y allá. Por ejemplo, hemos visto a algunos propietarios que pueden ofrecer un mes de alquiler gratis por cada año que el inquilino esté en su casa. Esto puede suponer un ahorro importante.

Negociación con los minoristas

La negociación entre minoristas, mayoristas o empresas de productos de consumo y sus proveedores es un proceso muy complejo. A continuación nos centraremos en los minoristas. Por un lado, las negociaciones encierran un enorme potencial de ahorro. Los acuerdos son inmensamente importantes para lograr un margen esperado y necesario, pero también para fidelizar a los clientes y, por último, pero no por ello menos importante, son un requisito previo para obtener precios de venta competitivos. Además, la gran variedad de fuentes de cálculo diferentes aumenta la complejidad de la negociación. Además, es extremadamente difícil obtener una visión general y estimar los impactos de acuerdos muy creativos y complejos.
Por otra parte, las interacciones con los socios comerciales implican inevitablemente la recopilación de informes y hojas de cálculo para comprender el gasto total, los acuerdos existentes y el impacto en los márgenes, así como la liquidación de numerosos acuerdos negociados con los proveedores.
Muchos minoristas siguen trabajando con procesos de liquidación manuales que incluyen la ruptura masiva de soportes mediante el uso de diferentes programas/formatos como word, excel, access, papel o pdf. Los procesos de liquidación dependientes de los proveedores no son inusuales, así como los cambios retrospectivos de los datos maestros resultantes de los rápidos cambios en los requisitos del mercado. Además, hay un cambio general en la forma en que los minoristas tienen que reaccionar/adaptarse a los nuevos formatos multicanal/omni-canal.

Ejemplos de negociación de precios

Al igual que con muchos de los otros temas que hemos tratado en esta sección, los principios de la negociación son los mismos para el minorista que para cualquier empresa en general. Dos aplicaciones obvias de la negociación son la gestión de conflictos y las compras. Estos dos ejemplos ilustran la amplitud de situaciones en las que es necesario aplicar las habilidades de negociación. La gestión de conflictos personales suele implicar cuestiones emocionales y culturales, mientras que la negociación de compras suele referirse a términos y condiciones contractuales.
Es fácil equivocarse en la negociación. El pecado capital es entrar en una negociación sin estar preparado. Esto puede llevar fácilmente a errores como hacer ofertas iniciales que son claramente inaceptables para las otras partes.
En el caso concreto de un minorista, las negociaciones pueden ser internas o externas. Las negociaciones internas suelen ser entre departamentos. La oficina de compra de mercancías puede negociar con la organización de la tienda un espacio adicional para la presentación de sus productos. La organización de la tienda puede negociar con el departamento de planificación de mercancías una mayor asignación de determinados productos.

Cómo negociar con los distribuidores

Empecemos este artículo con una historia real. Hace muchos años, sentado en la sede de una empresa de la lista Fortune 500, pregunté al jefe de cuentas estratégicas sobre un próximo acuerdo con una de las mayores empresas petroleras del mundo. Dado que estábamos hablando de una cuenta tan vital, esperaba que me guiara por su estrategia de negociación, diligentemente preparada. En lugar de eso, llamaron al director regional de ventas de Estados Unidos. «Oye, tenemos una reunión anual sobre precios. Llama a Jimmy y empieza a planificar». Era la primera vez que alguien pensaba en preparar esa negociación.
La fijación de precios para cuentas clave es única, con sus propios retos. Pero, seamos sinceros, la mayoría de las empresas tampoco son tremendamente buenas en ello. ¿Cuánto tiempo de media creen que dedican los altos ejecutivos a preparar un equipo para una negociación de cuentas clave? ¿Un mes? ¿Una semana? ¿Un día? La respuesta real es 43 minutos. No es mucho tiempo teniendo en cuenta lo que está en juego.
¿Qué es lo que está en juego? ¿Por qué son tan importantes las negociaciones de cuentas clave? En primer lugar, son importantes en términos de tamaño de la transacción, eso es obvio. Se trata de clientes muy grandes, y también lo son los acuerdos asociados, a menudo con varias rondas y la participación de la alta dirección de ambas partes. Y lo que es más difícil, el número de transacciones en un año suele ser muy bajo, hay poco margen de error y es difícil aprender de los errores del pasado.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad