Medidas real decreto estado alarma

el congreso aprueba la prórroga del estado de alarma hasta el 9 de mayo

Desde la última vez que se conectó, nuestra declaración de privacidad ha sido actualizada. Queremos asegurarnos de que esté al tanto de los cambios y, por ello, le pedimos que se tome un momento para revisarlos. No seguirá recibiendo las suscripciones de KPMG hasta que acepte los cambios.
Las asignaciones a España y la contratación de nuevo personal en el extranjero se verán significativamente retrasadas debido a las continuas restricciones de viaje, las limitaciones en el cruce de fronteras y la cuarentena, así como el acceso limitado a los servicios de inmigración debido a los cierres temporales de las oficinas y las suspensiones de las citas.
Hasta que el Gobierno decida que es seguro anular o reducir más significativamente las restricciones actuales, el trabajo a distancia extensivo es una «mejor práctica» para los empleados con movilidad global, en la medida de lo posible, y es una forma de que los empleadores fomenten la seguridad de sus empleados y ayuden a garantizar la continuidad del negocio.
La disposición adicional tercera del Real Decreto 463/20203 establecía la suspensión de los plazos administrativos y la interrupción de los plazos y tiempos establecidos para la tramitación de los procedimientos/actividades de los organismos del sector público.    El cese de las actividades de atención al público de forma presencial en todas las oficinas de extranjería que forman parte del Área Funcional de Trabajo e Inmigración, se extendió en función de la prórroga del Estado de Alarma.    Esto incluye, pero no se limita, a las oficinas policiales de expedición de Documentos Nacionales de Identidad, Pasaportes, Certificados de la UE y Tarjetas de Identidad de Extranjeros.

coronavirus españa – impuestos autonómicos y seguridad social

Desde el principio se aprobaron una serie de medidas corporativas relacionadas principalmente con la celebración de juntas y la aprobación de la cuenta anual en medio de un bloqueo en todo el país. Cuando se relajaron las restricciones iniciales del bloqueo, sólo quedaban en vigor dos medidas de emergencia que se prevé que se apliquen hasta finales de 2021.
Inicialmente, el Real Decreto Ley («RDL») 8/2020 limitaba esta opción a las juntas generales, pero no a las reuniones del Consejo de Administración, que se incluyeron en la legislación posterior. Esta opción se limitaba a la duración del cierre, pero el Gobierno ha optado por ampliar esta posibilidad -aunque se limite a las Juntas Generales- para todo el año 2021.
La Ley de Sociedades de Capital («LSC») establece que, cuando las pérdidas reduzcan el patrimonio neto de una sociedad a un importe inferior a la mitad de su capital social («Pérdidas Cualificadas»), ésta está obligada a disolverse o a adoptar medidas para resolver la situación.
Una vez que aparezcan las Pérdidas Cualificadas (y siempre que la empresa sea solvente ya que, en caso de ser insolvente, la obligación queda anulada por la obligación de solicitar el concurso de acreedores) los administradores de la empresa disponen de un plazo de dos meses desde que tienen conocimiento de la situación para convocar a la Junta para que ésta pueda (i) acordar la disolución de la empresa (ii) tomar otros acuerdos (como una ampliación de capital) que sean necesarios para eliminar la causa de disolución. Si la Junta no hace ninguna de las dos cosas, los administradores disponen de un plazo adicional de dos meses para solicitar al juez la liquidación de la empresa.

aprobada la sexta prórroga del estado de alarma en españa

La primera declaración del estado de alarma se promulgó el 14 de marzo de 2020 mediante el Real Decreto 463/2020. El Congreso de los Diputados lo prorrogó quincenalmente en seis ocasiones entre el 14 de marzo y el 21 de junio de 2020. El presidente del Gobierno fue, por tanto, sometido a un control parlamentario periódico para garantizar las prórrogas del estado de alarma, un control que fue minando progresivamente a un Gobierno en minoría dentro de un clima de enorme tensión entre los partidos políticos y en la sociedad en general.
La naturaleza de las medidas aprobadas durante el primer estado de alarma supuso que la movilidad y los derechos fundamentales de los niños se vieran afectados de forma desproporcionada, sin ningún razonamiento consagrado en la ley. A pesar de las tempranas advertencias del Comité de los Derechos del Niño de la ONU y de otros organismos internacionales, los niños siguieron siendo el único sector de la población sin excusa razonable para salir de casa durante semanas, salvo en caso de enfermedad o si era imposible dejarlos sin compañía y eran menores de 12 años. Sin embargo, ni el Defensor del Pueblo ni la mayoría de los comentaristas se han ocupado específicamente de los derechos de los niños (para una excepción, véase el análisis de Ruiz, Gómez y Rodríguez; también tangencialmente, Estrada, página 28).

los países europeos adoptan medidas estrictas en medio de un aumento continuo

Desde la última vez que se conectó, nuestra declaración de privacidad ha sido actualizada. Queremos asegurarnos de que esté al tanto de cualquier cambio y, por ello, le pedimos que se tome un momento para revisar los cambios. No seguirá recibiendo las suscripciones de KPMG hasta que acepte los cambios.
La resolución de mayo de 2020 refleja un acuerdo alcanzado por la Cámara Baja del Parlamento español sobre el estado de emergencia previsto en el Real Decreto 463/2020. En consecuencia, dado que no hay más prórrogas, el período del estado de excepción comienza el 14 de marzo de 2020 y se extiende hasta el 6 de junio de 2020.
La resolución refleja el levantamiento de la suspensión de los plazos procesales y administrativos; estas medidas, sin embargo, no se refieren en general a la fiscalidad. En su lugar, remítase a lo expuesto más adelante en el apartado «Plazos relacionados con la fiscalidad».
En materia tributaria, el Real Decreto 465/2020, de 17 de marzo, dispuso expresamente que la suspensión de los plazos, períodos y procedimientos administrativos (descritos anteriormente) no se aplicaba a los plazos tributarios. Así, la suspensión de los plazos y términos tributarios estaba sujeta a sus propias reglas específicas, tal y como se establece en el Real Decreto-Ley 8/2020, de 17 de marzo, y en el Real Decreto-Ley 11/2020, de 31 de marzo (y posteriormente prorrogado por el Real Decreto-Ley 15/2020, de 21 de abril).

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad