Ley sociedad de capitales

Qué es el mantenimiento del capital en el derecho de sociedades

IntroducciónEn el derecho de sociedades inglés, las normas de mantenimiento del capital exigen que se conserve el capital social de una sociedad. Estas normas se derivan de un principio cardinal del derecho que es que el capital social de una sociedad anónima pertenece a la sociedad y no a sus accionistas. Esto proporciona protección a los acreedores de la empresa, ya que el capital social debe evitar cualquier deuda impagada. En la práctica, y a pesar de este principio, las empresas tienden a utilizar la reducción de capital como medio para alcanzar determinados objetivos, como las fusiones y adquisiciones o el pago de dividendos a sus accionistas.
Si desea devolver el excedente de capital o liberar una obligación de desembolso de capital, la rentabilidad comercial subyacente de su empresa o de la actividad principal del grupo puede ser, de hecho, sólida, pero puede verse impedida de pagar dividendos porque su cuenta de pérdidas y ganancias ha entrado en déficit por una participación en una filial deficitaria.
Los poderes del tribunal para confirmar una reducción de capital social son discrecionales y puede ayudar a una solicitud de confirmación de una reducción de capital demostrar que la reducción es la única, o la mejor, manera de lograr los objetivos de la empresa.

Ley de sociedades de reducción de capital

Este artículo necesita citas adicionales para su verificación. Por favor, ayude a mejorar este artículo añadiendo citas de fuentes fiables. El material sin fuente puede ser cuestionado y eliminado.Buscar fuentes:  «Capital social» – noticias – periódicos – libros – erudito – JSTOR (mayo 2021) (Aprende cómo y cuándo eliminar este mensaje de la plantilla)
El capital social de una empresa[1] o capital social (en inglés) es la parte del patrimonio de una empresa que se ha obtenido mediante la emisión de acciones de la empresa a un accionista, normalmente a cambio de dinero. «Capital social» también puede denotar el número y los tipos de acciones que componen la estructura accionarial de una sociedad.
En un sentido contable estricto, el capital social es el valor nominal de las acciones emitidas (es decir, la suma de sus valores nominales, a veces indicados en los certificados de acciones). Si el precio de asignación de las acciones es superior a su valor nominal, como en una emisión de derechos, se dice que las acciones se venden con prima (denominada de diversas maneras prima de emisión, capital adicional pagado o capital pagado en exceso de la par). Comúnmente, el capital social es el total del capital social nominal antes mencionado y la prima de emisión. Por el contrario, cuando las acciones se emiten por debajo de la par, se dice que se emiten con descuento o con pago parcial.

Aumento de capital en derecho de sociedades

relativa a la coordinación de las garantías exigidas en los Estados miembros a las sociedades, definidas en el párrafo segundo del artículo 54 del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea, con el fin de proteger los intereses de los socios y terceros, en lo relativo a la constitución de la sociedad anónima, así como al mantenimiento y modificaciones de su capital, con objeto de hacerlas equivalentes
La Segunda Directiva 77/91/CEE del Consejo, de 13 de diciembre de 1976, tendente a coordinar, para hacerlas equivalentes, las garantías exigidas en los Estados miembros a las sociedades definidas en el párrafo segundo del artículo 54 del Tratado, con el fin de proteger los intereses de los socios y terceros, en lo relativo a la constitución de la sociedad anónima, así como al mantenimiento y modificaciones de su capital (3), ha sido modificada en diversas ocasiones y de forma sustancial (4). Dado que se van a introducir nuevas modificaciones, conviene refundirla en aras de la claridad.
La coordinación prevista en la letra g) del apartado 2 del artículo 50 del Tratado y en el Programa general para la supresión de las restricciones a la libertad de establecimiento, iniciado por la Primera Directiva 68/151/CEE del Consejo, de 9 de marzo de 1968, tendente a coordinar las garantías que, para la protección de los intereses de los socios y terceros exigidas por los Estados miembros a las sociedades definidas en el segundo párrafo del artículo 58 del Tratado, con el fin de hacerlas equivalentes en toda la Comunidad (5), es especialmente importante en relación con las sociedades anónimas, ya que sus actividades predominan en la economía de los Estados miembros y con frecuencia se extienden más allá de sus fronteras nacionales.

Derecho de sociedades de mantenimiento del capital en el reino unido

(1) Cuando se apruebe un acuerdo para aumentar el capital social, se exigirá una declaración de la persona que suscriba la acción que haya sido registrada y autenticada por un notario por cada acción del capital ampliado que se suscriba. (2) La sociedad podrá permitir la suscripción de una acción a los anteriores accionistas o a otras personas que hayan declarado que se incorporan a la sociedad al realizar la suscripción. En este último caso, el documento mencionado en el apartado (1) indicará el valor nominal de la acción, así como las demás obligaciones que la persona que se incorpore a la sociedad deberá cumplir de conformidad con los estatutos.(3) Cuando un accionista que ya sea socio de la sociedad suscriba una acción del capital ampliado, adquirirá una acción adicional. (4) Las disposiciones establecidas en el artículo 5 (2) y (3) relativas a los valores nominales de las acciones y las disposiciones establecidas en el artículo 19 (6) sobre la prescripción de la reclamación de la sociedad para el pago de la aportación de capital también se aplicarán respecto a las acciones del capital ampliado suscritas.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad