Ley del consumidor españa

Reclamaciones de los consumidores europeos

Actualmente, la mayoría de los artículos tienen una garantía de dos años. Además, a los seis meses el consumidor tiene que demostrar que había algún fallo en el momento de la compra. Debido a esta limitación, muchos consumidores se han encontrado con que los fabricantes han impugnado cualquier reclamación.
Pero lo que probablemente sea más interesante es un cambio en el periodo durante el cual se pueden impugnar los fallos. Antes era de seis meses, pero cuando la nueva ley entre en vigor aumentará a dos años. Con este aumento, los consumidores ya no tendrán que demostrar que el artículo era defectuoso en el momento de la compra, sino que simplemente ya no funciona como debería.
A partir del 1 de enero de 2022 estará más protegido al comprar artículos, especialmente los electrónicos o electrodomésticos caros. Con el derecho a la reparación también debería reducirse la necesidad de comprar un artículo nuevo simplemente porque ya no se puede reparar.
Aunque todavía hay que ver cómo funciona en la práctica, la nueva ley permitirá al consumidor decidir si un artículo se repara o se sustituye mientras está en garantía. Hasta ahora este derecho correspondía al fabricante o al vendedor.

Ley de garantías de españa

El Proyecto de Ley que modifica el texto refundido de la Ley General para la Defensa de los Derechos de los Consumidores y Usuarios, actualmente en trámite parlamentario, introduce algunas modificaciones importantes que pretenden proteger a los consumidores frente a las prácticas desleales en la contratación de servicios a distancia y en la compra online.
Con este Proyecto de Ley, la legislación española pretende dar cumplimiento a la Directiva Europea de 2011 sobre derechos de los consumidores. Se trata de un Proyecto de Ley necesario, dado el importante crecimiento del comercio electrónico y de las transacciones a distancia que se ha producido durante los últimos años en España.
El Proyecto de Ley refuerza la información debida al consumidor y usuario ampliando los requisitos de información precontractual en los contratos con consumidores y usuarios: los contratos a distancia y los contratos fuera del establecimiento han sido armonizados por la Directiva Europea.
El Proyecto de Ley acaba con los gastos ocultos de la compra online. Así, a partir de ahora, las empresas deberán dejar claro el precio final antes de concluir la transacción, y el usuario deberá aceptarlo. El empresario debe asegurarse de que el consumidor, siempre que realice una compra online, sea consciente de que la compra supone una obligación de pago. De este modo, el usuario siempre tendrá que aceptar el precio final antes de que se complete la transacción.

Normas comerciales en españa

Si ha comprado un producto o un servicio por Internet o fuera de una tienda (por teléfono, por correo, a un vendedor a domicilio), también tiene derecho a anular y devolver su pedido en un plazo de 14 días, por cualquier motivo y sin necesidad de justificación.
Si los productos que ha comprado en cualquier lugar de la UE resultan ser defectuosos o no tienen el aspecto o el funcionamiento anunciado, el vendedor debe repararlos o sustituirlos gratuitamente, o bien ofrecerle una reducción del precio o el reembolso total.
Del mismo modo, si una tienda le vende un producto nuevo más barato y afirma que no tiene garantía, esto sólo significa que no tiene ninguna protección adicional. Siempre tienes derecho a una garantía de dos años sin coste alguno si el producto resulta ser defectuoso o no es como se anuncia.
Carla compró un secador de pelo con 6 meses de garantía del vendedor. Cuando se rompió a los 8 meses, lo llevó a la tienda. La dependienta le dice que la garantía se ha agotado y que no tiene derecho a la devolución.
Carla señaló, con razón, que tenía una garantía completa y gratuita de 2 años, según la ley de protección del consumidor de la UE, y que la garantía de 6 meses del vendedor sólo ofrecía servicios adicionales. La tienda aceptó sustituir el secador.

Ley de protección del consumidor de la ue

¿Qué ocurre cuando se compra algo y no funciona? ¿O que es peligroso? ¿O que funciona por poco tiempo y luego se rompe? ¿O que se aleja un millón de kilómetros de lo que se describía cuando lo compró? ¿O cuando alguien le proporciona un servicio de mala calidad?
Esta guía trata de la protección del consumidor en España. Abarca los derechos de los consumidores cuando tratan con empresas con sede en España. Algunos de estos derechos se derivan de la legislación general y otros de leyes específicas de protección del consumidor.
Describe, en particular, cómo tratar las reclamaciones de los consumidores en la zona de Andalucía/Andalucía – que contiene la Costa del Sol.  Vea un mapa aquí. Tenga en cuenta que algunos aspectos de la ley en España varían de una comunidad autónoma a otra.
Esta guía no cubre los problemas que surgen cuando un particular suministra bienes o servicios a otro particular. Tampoco se aplica a los bienes o servicios suministrados por una empresa a otra. En cada uno de esos casos la ley es muy diferente.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad