Ley de expropiacion forzosa vigente

Constitución de los estados unidos dominio eminente

Artículo 1La presente Ley se promulga con el fin de regular la expropiación de tierras, garantizar un uso razonable de las mismas, salvaguardar la propiedad privada y promover el interés público. Cuando otras leyes sean incompatibles con la presente Ley en lo que respecta a los procedimientos de expropiación y a las normas de indemnización por expropiación, prevalecerá la presente Ley.
Artículo 2El término «autoridad competente» utilizado en esta Ley será el Ministerio del Interior a nivel del gobierno central (referido como la «Autoridad Central Competente» en adelante), el gobierno municipal a nivel del municipio, y el gobierno del condado (ciudad) a nivel del condado (ciudad).
Artículo 3 Para establecer cualquiera de las siguientes empresas con fines de interés público, el Estado podrá expropiar terrenos privados, en la medida estrictamente necesaria para dicha empresa:1. Empresas de defensa nacional.2. Empresas de comunicación o transporte.3. Empresas de servicios públicos.4. Empresas de conservación del agua.5. Empresas de salud pública y protección del medio ambiente.6. Edificios de oficinas gubernamentales, edificios de oficinas de organismos autónomos locales y otros edificios públicos.7. Empresas educativas, académicas y culturales. Empresas educativas, académicas y culturales.8. Empresas de asistencia social.9. Empresas estatales.10. Otras empresas para las que se puede expropiar el suelo según la ley.

Definición legal de dominio eminente

Los usos más comunes de la propiedad tomada por dominio eminente han sido para carreteras, edificios gubernamentales y servicios públicos. Muchos ferrocarriles obtuvieron el derecho de dominio eminente para obtener terrenos o servidumbres con el fin de construir y conectar redes ferroviarias. A mediados del siglo XX, se introdujo una nueva aplicación del dominio eminente, en la que el gobierno podía tomar la propiedad y transferirla a un tercero privado para su reurbanización. En un principio, sólo se aplicaba a las propiedades consideradas «arruinadas» o que constituían un «impedimento para el desarrollo», basándose en el principio de que dichas propiedades tenían un impacto negativo sobre los propietarios de los alrededores, pero más tarde se amplió para permitir la toma de cualquier propiedad privada cuando el nuevo tercero propietario pudiera desarrollar la propiedad de tal manera que aportara mayores ingresos fiscales al gobierno.
Algunas jurisdicciones exigen que el tomador haga una oferta de compra de la propiedad en cuestión, antes de recurrir al uso del dominio eminente. Sin embargo, una vez que la propiedad ha sido tomada y la sentencia es definitiva, el expropietario la posee en propiedad y puede darle un uso distinto al especificado en la acción de dominio eminente.

Dominio eminente para uso privado

En su primera cuestión prejudicial, el órgano jurisdiccional remitente desea saber, en esencia, si los artículos 30 y 36 del Tratado CEE se oponen a que una normativa nacional permita a una empresa titular de una marca en un Estado miembro oponerse a la importación, procedente de otro Estado miembro, de productos similares que lleven legalmente en este último Estado una marca idéntica o que pueda dar lugar a confusión con la marca protegida, aunque la marca con la que se importaron los productos controvertidos perteneciera inicialmente a una filial de la empresa.
La primera cuestión prejudicial planteada por el órgano jurisdiccional nacional consiste esencialmente en determinar si los artículos 30 y 36 del Tratado CEE se oponen a una normativa nacional que permite a una empresa titular de un derecho de marca en un Estado miembro oponerse a la importación, procedente de otro Estado miembro, de productos similares que, en este último Estado, llevan legalmente una marca idéntica o que puede dar lugar a confusión con la marca protegida, aunque la marca con la que se importaron los productos controvertidos haya sido cedida inicialmente a una filial de la empresa.

Doctrina del dominio eminente

la propiedad sólo puede imponerse a condición de que satisfaga una finalidad pública de antemano y se constate formalmente tras una investigación y que la determinación de las parcelas a expropiar y la búsqueda de propietarios, titulares de derechos y otras personas interesadas se haya realizado, inter partes. Da lugar a una indemnización justa y previa».
El objetivo es comprobar que el proyecto es de interés público y determinar a qué propiedades afecta. Cuando se cumplen todas las condiciones, se elaboran dos documentos administrativos que autorizan la continuación del procedimiento: una declaración de interés público (que se expone en el ayuntamiento, y que puede recurrirse ante un tribunal administrativo) y una decisión que confirma que la propiedad puede transmitirse (que se envía al interesado para informarle de que la propiedad puede transmitirse al comprador forzoso).
Se trata de dos actuaciones del juez de expropiación forzosa. En primer lugar, el juez ordena la transmisión de la propiedad mediante una orden de expropiación forzosa y, a continuación, determina el importe de la indemnización.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad