Ley de enjuiciamiento criminal nulidad de actuaciones

normas de procedimiento penal

15.    Una vez revisada la legislación pertinente, el juez pasó a examinar los tres casos individuales. Los defectos en el caso R v O’Reilly se consideraron (párrafo 42) de naturaleza clara y totalmente jurisdiccional, dado que el tribunal no tenía poder para tratar con el acusado. En consecuencia, se concedió la autorización para apelar y se anuló la condena. En el caso R contra Ashton, se consideró que el fallo procesal era menor y se denegó la autorización. El caso R v Draz era más inmediatamente pertinente para el presente caso, ya que las cuestiones segunda y tercera planteadas para su consideración (párrafo 65) eran si el juez había llegado correctamente a la conclusión, al seguir el procedimiento previsto en el párrafo 7 del anexo 3 de la Ley de delincuencia y desórdenes de 1998, de que no era necesario presentar una acusación y, en caso de que se hubiera presentado una acusación, si la ausencia de una acusación firmada era fatal para la validez del procedimiento. El apartado 7 del anexo 3 de la Ley de 1998 se abrió:
(b) la persona es acusada en un acta de acusación que (tras la modificación del acta de acusación, o como resultado de una solicitud en virtud del párrafo 2 anterior, o por cualquier otra razón), no incluye ningún delito que sea juzgable sólo en la acusación …

qué ocurre cuando se desestima un caso en el tribunal uk

En este post se analiza la jurisprudencia sobre el concepto de «nulidad» en los casos de aplazamiento en contemplación del sobreseimiento o de sobreseimiento y sellado en Nueva York. Un aplazamiento en contemplación de desestimación («ACD») de acuerdo con la Ley de Procedimiento Penal sección 170.55 es un resultado que los abogados de la defensa comúnmente buscan debido al lenguaje muy fuerte contenido en el párrafo final sobre el efecto duradero de esa disposición particular:
8. La concesión de un aplazamiento con vistas al sobreseimiento no se considerará una condena ni una admisión de culpabilidad. Ninguna persona sufrirá incapacidad o caducidad alguna como consecuencia de dicho auto. Tras el sobreseimiento del instrumento acusatorio en virtud de esta sección, la detención y el enjuiciamiento se considerarán nulos y el acusado será restablecido, en lo que respecta a la ley, a la situación que ocupaba antes de su detención y enjuiciamiento.
A menudo se plantea la cuestión de qué significa el término «nulidad» cuando se trata de cuestiones futuras relativas a la detención o al enjuiciamiento. A continuación se presentan dos casos que tienden a arrojar algo de luz sobre la cuestión de lo que debe o no debe decirse en relación con un caso desestimado:

notificación de desistimiento en un procedimiento penal

Con el aumento del volumen y la importancia de las investigaciones transfronterizas en la UE, garantizar la admisibilidad en juicio de las pruebas obtenidas en otro Estado miembro se ha convertido en algo crucial, tanto para la eficacia de la aplicación de la ley como para la protección de los derechos fundamentales. Las autoridades fiscales nacionales investigan a menudo delitos en los que una parte de las pruebas se encuentra en el extranjero (el testigo está en el extranjero, el delito se cometió pasando por territorio extranjero, el delincuente se desplazó a través de las fronteras, o el delito se cometió en un entorno digital, etc.). De acuerdo con el Art. 6 del Convenio Europeo de Derechos Humanos (CEDH) y los arts. 47 y 48 de la Carta de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea (CDF), debe garantizarse que las pruebas obtenidas en las investigaciones transfronterizas no den lugar a un uso ilícito o injusto de las mismas. Sin embargo, garantizar tanto la eficacia como la protección de los derechos fundamentales en los casos transnacionales es exigente, ya que cada Estado miembro tiene sus propias normas sobre las medidas de investigación y la exclusión de pruebas. Para ilustrar el caso, es útil referirse al siguiente ejemplo de la práctica diaria:

suspensión del procedimiento

AntecedentesLas violaciones de las normas procesales penales pueden sancionarse de varias maneras: el juez puede negarse a considerar determinadas pruebas (exclusión) o incluso desestimar el caso por completo (anulación o nulidad) Las violaciones procesales pueden ser sancionadas en el juicio por el juez, o en apelación por un tribunal de revisión. Estos errores procesales pueden ser cometidos por jueces, fiscales, policías o secretarios. Si la violación procesal es lo suficientemente sustancial, puede incluso dar lugar a sanciones penales. Por último, la parte perjudicada puede presentar una demanda por daños y perjuicios civiles como consecuencia de las violaciones procesales.
Por ejemplo, si la confesión de un acusado se extrae mediante tortura, el abogado defensor puede argumentar que la confesión debe ser inadmisible en el juicio porque fue el resultado de una nulidad textual o sustancial del procedimiento. El torturador puede ser procesado por agresión o algún otro delito. La víctima de la tortura puede incluso tener un recurso civil contra el gobierno por no haberle protegido de la tortura durante su detención preventiva.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad