Ley de arredamientos urbanos

lau español

En el ámbito del derecho de garantía del arrendamiento, se puede considerar una reducción del alquiler según el artículo 536 del BGB si existe un defecto. Además, el inquilino puede reclamar la rectificación del defecto, una indemnización por daños y perjuicios o la rescisión del contrato de arrendamiento. Se aplica la definición subjetiva de defecto. El defecto siempre existe si el estado real de la vivienda se desvía negativamente del estado objetivo. El «estado objetivo» se determina según lo acordado contractualmente entre las partes del contrato de arrendamiento. Existe un defecto material si el estado acordado del objeto de alquiler se desvía del estado real. Por el contrario, existe un defecto de titularidad siempre que el uso de la vivienda se vea perjudicado o privado por los derechos de terceros.
El arrendador está obligado a mantener el piso en el estado estipulado en el contrato. Un defecto en la vivienda alquilada debe restringir su valor de utilidad para que el alquiler se reduzca. En ese caso, el alquiler se reduce por efecto de la ley. La reducción no tiene que ser declarada. El inquilino no tiene que dirigirse al propietario ni a un tribunal. Sin embargo, si se produce un defecto, debe notificarlo al arrendador sin vacilar. La notificación establece el momento a partir del cual el arrendador puede aceptar y subsanar una reducción. La notificación del defecto debe ser lo suficientemente específica para que el arrendador pueda reconocer el defecto y tomar medidas.

la práctica española para los propietarios españoles

Las personas físicas que son propietarias de un inmueble en España y no tienen ingresos por alquiler están obligadas a presentar una declaración anual, el Modelo 210, y a pagar el impuesto sobre la renta en función del valor catastral del inmueble.
El abogado Raymundo Larraín Nesbitt nos da una visión general de la ley de arrendamientos urbanos en España (o LAU) que se aplica en todo el país. Esta ley regula los contratos de alquiler de larga duración, entre otros tipos de alquiler.
Hay que tener en cuenta que he simplificado mucho la LAU para facilitar su comprensión, pero en realidad sus entresijos y matices son mucho más complejos de lo que quiero explicar. Es muy recomendable que los lectores interesados en la materia consulten la sección de «artículos relacionados» (al final de este artículo) que son específicos y tratan, por ejemplo, de los desahucios de inquilinos.
La España de la posguerra civil sufría una escasez crónica de viviendas. En aquella época las familias eran numerosas y necesitaban toda la protección que pudieran reunir de las autoridades. Este fuerte sesgo hacia la protección de los derechos de los inquilinos quedó tan profundamente arraigado en la psique de los legisladores que impregna todas las leyes de alquiler ev

la ley de vivienda justa y los propietarios: lo que debe saber

Según el Código de Conducta Profesional de los Abogados (FAO), un abogado puede llevar el título de abogado especialista en derecho de arrendamiento y derecho de la propiedad residencial tras una admisión especial. Esto requiere, por un lado, experiencia práctica en litigios extrajudiciales y judiciales en al menos 120 casos. Por otro lado, también se requiere la prueba de conocimientos especiales y teóricos, que adquiere en cursos y confirma en exámenes escritos.
A partir del 01.07.2021, el Sr. Urban puede utilizar el título de abogado especialista en derecho de arrendamiento y derecho de la propiedad residencial. Como abogado especialista, el Sr. Urban seguirá recibiendo formación continua con regularidad para garantizar un asesoramiento de alto nivel. El Sr. Urban asesora a clientes en Berlín, Leipzig y en todo el país.

calle v mountford

Los distintos Decretos adoptados por el actual Gobierno español dan lugar a un escenario desafiante en cuanto a la aplicación de la legislación vigente, teniendo en cuenta la fecha de firma de cualquier contrato de arrendamiento.
A grandes rasgos, y a modo de ejemplo, a continuación se detallan los diferentes escenarios por los que puede regirse un contrato desde diciembre de 2018 (para poner de manifiesto el impacto de la variada normativa, se aportan datos relativos a la duración mínima del contrato de arrendamiento por fecha de contratación):
Hay que tener en cuenta que la normativa variable no solo afecta a la duración mínima de los contratos de arrendamiento, sino también a una serie de aspectos importantes relativos a las diferentes formas de tratar los contratos en función de su fecha de firma.    Esto afecta especialmente a los contratos de arrendamiento firmados entre el 18 de diciembre de 2018 y el 7 de marzo de 2019.
Actualizamos este artículo debido a la publicación de la Directiva el 22 de enero de 2019, para derogar el Real Decreto-Ley 21/2018, de 14 de diciembre, de medidas urgentes en materia de vivienda y derecho de arrendamiento urbano.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad