La manada sentencia final

caso de violación de la manadacaso judicial

El caso de violación de La Manada comenzó con la violación en grupo de una mujer de 18 años el 7 de julio de 2016 durante las fiestas de San Fermín en Pamplona, Navarra, España. El caso suscitó un intenso escrutinio público al poner en duda la definición de violación en la legislación española. Cinco hombres, entre ellos un miembro de la Guardia Civil y otro del Ejército de Tierra de Sevilla, se grabaron atacando repetidamente a la mujer en el vestíbulo de un edificio de apartamentos[1] La Manada significa «La jauría» en español.
Tras su detención y juicio, los hombres fueron absueltos de los cargos de agresión sexual y, en cambio, declarados culpables de abuso sexual porque la fiscalía no pudo demostrar que emplearan la violencia para someter a la víctima. Miles de personas salieron a la calle en Pamplona y en España para manifestar su rechazo a la sentencia[1] La investigación de la agresión descubrió unas imágenes compartidas en las redes sociales grabadas por los agresores en Pozoblanco (Andalucía) en las que se veía a una mujer que no reaccionaba y que estaba tumbada en su furgoneta sometida a manoseos y burlas, lo que dio lugar a otra demanda[2].

la manada españa

La Audiencia Provincial de Navarra en España anunció recientemente su veredicto en el caso de «La manada», un grupo de cinco jóvenes acusados de violar en grupo a una mujer en julio de 2016, durante las fiestas de San Fermín en Pamplona. El grupo también fue acusado de robar el teléfono móvil de la víctima, grabar la agresión y compartirla en las redes sociales, lo que les llevó a ser acusados de robo con violencia y violación de la intimidad.
El grupo ha sido condenado por abuso sexual, pero no por violación. Los abusos sexuales se consideran un delito menos grave con penas mucho más leves. La fiscalía pide 22 años de prisión para cada uno de los acusados, entre los que se encuentran un miembro de las fuerzas armadas y un agente de la Guardia Civil. El Ayuntamiento de Pamplona y el Gobierno de Navarra también pidieron 26 años de prisión como acusaciones particulares.
El juicio de «La manada» ha provocado grandes protestas en España con manifestaciones de miles de personas bajo el grito de «Hermana, yo te creo». El reciente veredicto también reunió a cientos de personas frente a la Audiencia Provincial de Navarra, que estallaron en protesta nada más conocerse la sentencia:

comentarios

Mucho se ha hablado del polémico caso de cinco hombres que violaron a una joven durante las fiestas de San Fermín en Pamplona en 2016. La víctima había contado en su momento que cinco jóvenes habían abusado de ella y le habían quitado la ropa, para posteriormente violarla.
Tres años después, el Tribunal Supremo les ha condenado a 15 años de prisión. La sentencia se dictó por un delito continuado de violación con agravantes. Los agravantes, que fueron los que terminaron por establecer los 15 años, fueron «el trato vejatorio y la acción conjunta de dos o más personas», según El Tiempo. Además, uno de los miembros de ‘La Manada’ fue condenado a dos años más por haber robado el celular de la mujer.
Además de los 15 años de prisión, que comenzarán en los próximos días después de que las autoridades capturen a los cinco hombres, también deberán indemnizar a la mujer con 100.000 euros y tendrán prohibido acercarse a ella durante 20 años.
El caso, a grandes rasgos, comenzó como una aventura más de los jóvenes en las fiestas de Pamplona, pero terminó en el abuso de la joven que posteriormente los denunció. El caso en su momento se hizo viral y, finalmente, consiguieron declararlos culpables.

wolf pack spain whatsapp

Este es un artículo de acceso abierto, distribuido bajo los términos de la licencia Creative Commons Attribution (http://creativecommons.org/licenses/by/4.0/), que permite la reutilización, distribución y reproducción sin restricciones en cualquier medio, siempre que se cite adecuadamente la obra original.
Después de que una abrumadora mayoría del mundo académico aprobara y elogiara las amplias reformas de las leyes sobre violación en 1989 y 1995 -y las posteriores revisiones en 1999, 2003 y 2010-, pocas voces plantearon objeciones o abogaron por cambios en el sistema de justicia penal español en relación con los delitos sexuales. Sólo una minoría de abogadas y académicas feministas sostuvo que los estatutos y el sistema de justicia penal seguían reflejando un legado del patriarcado, empleando supuestos y estándares sobre el consentimiento, la fuerza, la resistencia y el comportamiento «adecuado» de las víctimas que estaban sesgados contra las mujeres en los casos de violencia sexual. En general, se ignoraba que las normas de la ley sobre violación y los procedimientos para aplicarlas no tenían en cuenta la perspectiva y los intereses de las mujeres.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad