La batalla del movimiento

Contraataque…

Kojima, Shinji. «Remembering the Battle of Okinawa: The Reversion Movement». Uchinaanchu Diaspora: Memories, Continuities, and Constructions, editado por Joyce N. Chinen, Honolulu: University of Hawaii Press, 2008, pp. 137-168. https://doi.org/10.1515/9780824874353-012
Kojima, S. (2008). Remembering the Battle of Okinawa: The Reversion Movement. En J. Chinen (Ed.), Uchinaanchu Diaspora: Memories, Continuities, and Constructions (pp. 137-168). Honolulu: University of Hawaii Press. https://doi.org/10.1515/9780824874353-012
Kojima, S. 2008. Remembering the Battle of Okinawa: The Reversion Movement. En: Chinen, J. ed. Uchinaanchu Diaspora: Memories, Continuities, and Constructions. Honolulu: University of Hawaii Press, pp. 137-168. https://doi.org/10.1515/9780824874353-012
Kojima, Shinji. «Remembering the Battle of Okinawa: The Reversion Movement» En Uchinaanchu Diaspora: Memories, Continuities, and Constructions editado por Joyce N. Chinen, 137-168. Honolulu: University of Hawaii Press, 2008. https://doi.org/10.1515/9780824874353-012

Ataque de tenaza

El movimiento de pinza, o doble envolvimiento, es una táctica en la que las fuerzas atacan ambos flancos (lados) de una formación enemiga al mismo tiempo. El movimiento de pinza puede utilizarse cuando las fuerzas contrarias avanzan hacia el centro de un ejército. Ese ejército responde moviendo sus fuerzas exteriores hacia los flancos del enemigo para rodearlo. Al mismo tiempo, una segunda capa de pinzas puede atacar en los flancos más distantes para cortar los refuerzos del enemigo.
Un movimiento de pinzas completo hace que el ejército atacante se enfrente al enemigo por delante, por ambos flancos y por la retaguardia[1] Si las pinzas atacantes se enlazan en la retaguardia del enemigo, éste queda rodeado[1] Estas batallas suelen acabar con la rendición o la destrucción de la fuerza enemiga. La fuerza cercada puede intentar romper o contraatacar. Una maniobra de flanqueo exitosa puede ser difícil de lograr.
Sun Tzu, en El arte de la guerra, hablaba de esta maniobra[2], pero hacía hincapié en que había que dejar al enemigo rodeado una vía de escape[2]; de lo contrario, ante la muerte, un enemigo rodeado lucharía mucho más. Este consejo parece haber sido seguido por el general George Patton cuando su movimiento de pinza de barrido atrapó al ejército alemán en la bolsa de Falaise en agosto de 1944[3].

Guerra de movimientos ww1

El movimiento de pinza, o doble envolvimiento, es una maniobra militar en la que las fuerzas atacan simultáneamente ambos flancos (lados) de una formación enemiga. Esta maniobra clásica tiene un importante arraigo a lo largo de la historia de la guerra.
El movimiento de pinza suele producirse cuando las fuerzas contrarias avanzan hacia el centro de un ejército que responde moviendo sus fuerzas exteriores hacia los flancos del enemigo para rodearlo. Al mismo tiempo, una segunda capa de pinzas puede atacar los flancos más distantes para mantener los refuerzos alejados de las unidades objetivo.
Un movimiento de pinzas completo hace que el ejército atacante se enfrente al enemigo por delante, por ambos flancos y por la retaguardia. Si las tenazas atacantes se enlazan en la retaguardia del enemigo, éste queda rodeado. Estas batallas suelen terminar con la rendición o la destrucción de la fuerza enemiga, pero la fuerza cercada puede intentar romper el cerco. Pueden atacar el cerco desde el interior para escapar, o una fuerza externa amiga puede atacar desde el exterior para abrir una ruta de escape.
Sun Tzu, en El arte de la guerra (tradicionalmente fechado en el siglo VI a.C.), especuló sobre la maniobra, pero desaconsejó probarla por temor a que un ejército huyera primero antes de poder completar el movimiento. Argumentaba que lo mejor era dejar al enemigo una vía de escape (o al menos la apariencia de una), ya que el ejército objetivo lucharía con más ferocidad cuando estuviera rodeado. Sin embargo, perdería la formación y sería más vulnerable a la destrucción si se le mostrara una vía de escape.

Maniobra de flanqueo

El movimiento de pinza, o doble envolvimiento, es una maniobra militar en la que las fuerzas atacan simultáneamente ambos flancos (lados) de una formación enemiga. Esta maniobra clásica tiene un importante arraigo a lo largo de la historia de la guerra.
El movimiento de pinza suele producirse cuando las fuerzas contrarias avanzan hacia el centro de un ejército que responde moviendo sus fuerzas exteriores hacia los flancos del enemigo para rodearlo. Al mismo tiempo, una segunda capa de pinzas puede atacar los flancos más distantes para mantener los refuerzos alejados de las unidades objetivo.
Un movimiento de pinzas completo hace que el ejército atacante se enfrente al enemigo por delante, por ambos flancos y por la retaguardia. Si las tenazas atacantes se enlazan en la retaguardia del enemigo, éste queda rodeado. Estas batallas suelen terminar con la rendición o la destrucción de la fuerza enemiga, pero la fuerza cercada puede intentar romper el cerco. Pueden atacar el cerco desde el interior para escapar, o una fuerza externa amiga puede atacar desde el exterior para abrir una ruta de escape.
Sun Tzu, en El arte de la guerra (tradicionalmente fechado en el siglo VI a.C.), especuló sobre la maniobra, pero desaconsejó probarla por temor a que un ejército huyera primero antes de poder completar el movimiento. Argumentaba que lo mejor era dejar al enemigo una vía de escape (o al menos la apariencia de una), ya que el ejército objetivo lucharía con más ferocidad cuando estuviera rodeado. Sin embargo, perdería la formación y sería más vulnerable a la destrucción si se le mostrara una vía de escape.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad