Intereses de demora abusivos en prestamos hipotecarios

Tarjeta de crédito – lo que hay que hacer y lo que no hay que hacer

Como se puede ver en la sección de prensa de nuestra web, el departamento de derecho contractual bancario de nuestro Despacho lleva desde 2009 anulando contratos bancarios: swaps, bonos convertibles en acciones del Banco Santander o del Banco Popular, productos estructurados, productos derivados, seguros de inversión unit link, etc… de tal manera que ya estábamos altamente especializados en materia contractual bancaria cuando comenzaron las nulidades de cláusulas abusivas en los préstamos hipotecarios concedidos a los consumidores para la compra de vivienda.

Esta situación litigiosa, excepcional en nuestra historia judicial por el gran número de afectados, comenzó con las cláusulas suelo y las cláusulas multidivisa, pero no se quedó ahí y al mismo tiempo la Jurisprudencia comenzó a anular los altos intereses de demora y la cláusula de imposición de todos los gastos de formalización de la hipoteca al cliente.

De hecho, actualmente reclamamos todo en una sola demanda siguiendo un método que nos ha dado resultados 100% positivos a día de hoy, recuperando siempre el cliente la cantidad pagada en exceso como consecuencia de estas cláusulas.

Cómo hacer frente al acoso de las apps de préstamos

En este artículo pretendemos explicarle las cláusulas abusivas que se utilizan habitualmente en las hipotecas de toda España.  Si no te informaron debidamente sobre estas cláusulas y sus consecuencias, te pueden llegar a adeudar una importante suma de dinero.

El Tribunal Supremo obliga a los bancos a devolver el dinero cobrado de más desde 2013 tras la reciente sentencia del Tribunal Superior de Justicia de la UE, que establece que se deben devolver todos los intereses pagados de más.

Consiste en prohibir, sin el futuro consentimiento de la entidad, que el consumidor desarrolle una actividad profesional en la vivienda o la dedique al alquiler. Esto atribuye a la entidad bancaria un poder de control sobre el uso de la vivienda, que no procede.

Desde 2009 el Tribunal Supremo declaró abusivo el hecho de que un banco pudiera iniciar un procedimiento de ejecución hipotecaria si la deuda se vendía a un tercero, ya que no sería legítimo. Para cubrirse en este aspecto, el banco implementó este tipo de cláusula.

Esta cláusula se basa en utilizar para el cálculo de los intereses diarios el año comercial de 360 días, entendiendo que todos los meses tienen 30 días. Sin embargo, para calcular el interés mensual multiplican el interés diario por los días reales que tiene el mes; es una práctica que genera un desequilibrio en los derechos y obligaciones entre las partes, con el resultado de «dar 5 días de interés extra al banco».

¿el servicio especializado de préstamos le acosa?

Una definición menos polémica del término es la que propone un sitio web de inversiones como «la práctica de un prestamista que convence engañosamente a los prestatarios para que acepten condiciones de préstamo injustas y abusivas, o que viola sistemáticamente esas condiciones de forma que al prestatario le resulta difícil defenderse». [2] [3] Otros tipos de préstamos que a veces también se denominan abusivos son los préstamos de día de pago, ciertos tipos de tarjetas de crédito, principalmente subprime,[4] u otras formas de deuda de consumo (de nuevo, a menudo subprime), y los préstamos en descubierto, cuando los tipos de interés se consideran excesivamente altos[5].

Aunque es más probable que los prestamistas abusivos se dirijan a las personas con menos estudios, a los pobres, a las minorías raciales y a los ancianos, las víctimas de los préstamos abusivos están representadas en todos los grupos demográficos[6][7] La persistencia de los préstamos abusivos puede considerarse como una prueba de fuego para la eficacia de los préstamos filantrópicos que pretenden fomentar el espíritu empresarial[8] En los casos en que estas iniciativas de préstamos filantrópicos (microfinanciación) están ampliamente disponibles, los usureros y otros prestamistas abusivos no deberían seguir prosperando[9].

Fairbanks, louisiana servicio de asesoramiento de crédito al consumidor

El juzgado de 1ª Instancia e Instrucción nº 2 de Marchena (Sevilla) presentó una cuestión prejudicial ante los Tribunales de Justicia de la Unión Europea (TJUE) referida al interés moratorio aplicable a las ejecuciones hipotecarias tras la proclamación de la Ley 1/2013 de medidas urgentes para reforzar la protección a los deudores hipotecarios.

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea reiteró en su jurisprudencia, que sólo se protege al consumidor, según la Directiva 93/13, declarando nulas las cláusulas abusivas, dado que la mera declaración de nulidad de una cláusula abusiva disuade a las entidades bancarias de utilizar dicha práctica abusiva.

El auto del juzgado nº 2 de Marchena sugiere al TJUE que se pronuncie sobre si el legislador español ha trasladado correctamente la Directiva 93/13 del Consejo tras la sentencia que se dictó en el Tribunal Superior de Justicia de la Unión Europea relativa a los procedimientos de ejecución hipotecaria españoles (Caso Aziz). El auto considera que la Ley 1/2013, en particular la disposición transitoria 2ª, vulnera la Directiva 93/13 del Consejo en cuanto a la protección de los consumidores y usuarios y la jurisprudencia del TJUE. Esto es así porque supone una moderación de la cuantía por intereses moratorios (para que la cláusula que la establece no sea considerada abusiva). Por tanto, no resulta conciliable con la obligación del juez nacional de declarar nulas las cláusulas abusivas para proteger al consumidor, cuestión que ya hemos planteado en otros artículos.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad