Funciones del tribunal constitucional

Ejemplos de asuntos constitucionales

Los tribunales constitucionales se establecen de acuerdo con el artículo III de la Constitución, que dice: «El poder judicial de los Estados Unidos recae en un solo tribunal supremo y en los tribunales inferiores que el Congreso ordene y establezca ocasionalmente». Estos tribunales sólo tienen los poderes especificados en el Artículo III. Sólo pueden conocer de casos o controversias; sus jueces son vitalicios, siempre que no sean culpables de mala conducta judicial; y el salario de sus jueces no puede reducirse mientras estén en funciones.
El Tribunal Supremo, los tribunales de apelación de Estados Unidos (incluido el Tribunal de Apelación del Circuito Federal), los tribunales de distrito de Estados Unidos y el Tribunal de Comercio Internacional son tribunales constitucionales o del artículo III.
Los tribunales legislativos se conocen como tribunales del Artículo I porque se crean en virtud de la autoridad otorgada al Congreso en el Artículo I, Sección 8, Cláusula 9, de la Constitución. Esa sección faculta al Congreso a «constituir Tribunales inferiores al Tribunal Supremo». No existen restricciones en cuanto al tipo de tribunal que debe crearse. Dichos tribunales pueden poseer cualquier jurisdicción que el Congreso considere apropiada. Los jueces pueden ser nombrados por períodos específicos de años, y los salarios pueden ser ajustados en respuesta a los cambios de la economía.

Brown contra el consejo de educación

El Tribunal Constitucional es un tribunal que tiene una función específica: la de controlar la constitucionalidad de los actos legislativos y ejecutivos. Al hacerlo, salvaguarda los fundamentos mismos del Estado y de la democracia.
Dado que el Tribunal Constitucional tiene que decidir sobre cuestiones especialmente importantes para el Estado, es de suma importancia que base su trabajo en el más amplio espectro posible de opiniones y conocimientos. Todos sus miembros han de ser juristas de gran experiencia.
El Tribunal está compuesto por un Presidente, un Vicepresidente, doce miembros y seis miembros suplentes, todos ellos nombrados por el Presidente Federal, que hace su elección de una lista de candidatos para la que el Consejo Nacional ha propuesto tres miembros y dos miembros suplentes, y el Consejo Federal otros tres miembros y un miembro suplente. El resto de los candidatos son propuestos por el Gobierno Federal. Los miembros del Parlamento no pueden ser al mismo tiempo miembros del Tribunal Constitucional.
El Tribunal Constitucional también tiene que decidir si se han violado los derechos fundamentales y los derechos humanos. Así, el Tribunal es el guardián de los derechos más preciados de todos los seres humanos que viven en Austria.

¿puede el tribunal constitucional ser el tribunal a quo?

El Tribunal Constitucional Federal (en alemán: Bundesverfassungsgericht; abreviado: BVerfG) es el tribunal constitucional supremo de la República Federal de Alemania, establecido por la Constitución o Ley Fundamental (Grundgesetz) de Alemania. Desde su creación con el inicio de la república posterior a la Segunda Guerra Mundial, el tribunal tiene su sede en la ciudad de Karlsruhe, que también es la sede del Tribunal Federal de Justicia[2].
La principal tarea del Tribunal Constitucional Federal es la revisión judicial, pudiendo declarar la inconstitucionalidad de las leyes, dejándolas sin efecto. En este sentido, es similar a otros tribunales supremos con poderes de revisión judicial, pero el tribunal posee una serie de poderes adicionales, y está considerado como uno de los tribunales nacionales más intervencionistas y poderosos del mundo. A diferencia de otros tribunales supremos, el tribunal constitucional no es una etapa integral del proceso judicial o de apelación (aparte de los casos relativos al derecho constitucional o al derecho internacional público), y no sirve como tribunal de apelación regular de los tribunales inferiores o del Tribunal Supremo Federal sobre cualquier violación de las leyes federales.

Competencia del tribunal constitucional

El Tribunal Constitucional de Sudáfrica es el más alto tribunal del país en lo que respecta a la interpretación, protección y aplicación de la Constitución. Se ocupa exclusivamente de los asuntos constitucionales, es decir, de los casos que plantean cuestiones sobre la aplicación o la interpretación de la Constitución.
El Tribunal Constitucional es el único competente para resolver los conflictos sobre las competencias y el estatuto constitucional de los poderes públicos. Sólo el Tribunal Constitucional puede: decidir disputas entre órganos del Estado en el ámbito nacional o provincial sobre el estatus constitucional, los poderes o las funciones de cualquiera de esos órganos del Estado; decidir sobre la constitucionalidad de cualquier proyecto de ley parlamentario o provincial; decidir sobre la constitucionalidad de cualquier enmienda a la Constitución; y decidir que el Parlamento o el Presidente han incumplido una obligación constitucional.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad