Entidades de derecho privado vinculadas o dependientes de las administraciones públicas

el derecho constitucional es público o privado

Sin embargo, en el transcurso de su aplicación, han surgido algunos problemas que han llevado a la necesidad de su modificación desde diversos sectores. La proliferación de normas reguladoras de los procedimientos administrativos, los problemas detectados en la regulación de determinados artículos -como los relativos al silencio administrativo, la revisión de actos o la responsabilidad patrimonial- y la supresión de la reposición son comunes en las críticas realizadas a la Ley 30/1992, que justifican su reforma en aras del buen funcionamiento de la Administración Pública y, sobre todo, en los ciudadanos, que son los destinatarios de su actuación.
En este sentido, hay que señalar que, al igual que la Ley de Organización y Funcionamiento de la Administración General del Estado, los modelos administrativos deben construirse siempre en función de los ciudadanos, y no al revés. Por ello, también en el proceso de reforma de la Ley 30/1992 ha sido objetivo de esta orientación general que debe presidir todas y cada una de las manifestaciones de la reforma administrativa, ya que la Constitución de 1978 ha querido señalar En su artículo 103, la «Administración Pública sirve con objetividad los intereses generales».

estado de derecho en la administración pública

La Ley fue aprobada por el Bundestag con el consentimiento del Bundesrat como artículo 1 de la Ley de 23 de junio de 2017 (Boletín Oficial Federal 2017 I p. 1822). Entró en vigor el 26 de junio de 2017 de conformidad con el artículo 24, frase 1, de dicha Ley.
1. Proporcionar o recoger bienes a sabiendas de que dichos bienes se utilizarán o están destinados a utilizarse, total o parcialmente, para cometer uno o varios de los siguientes delitos:
b) cualquier otro delito descrito en los artículos 1 a 3 de la Decisión marco 2002/475/JAI del Consejo, de 13 de junio de 2002, sobre la lucha contra el terrorismo (DO L 164 de 22 de junio de 2002, p. 3), modificada en último lugar por la Decisión marco 2008/919/JAI del Consejo, de 28 de noviembre de 2008 (DO L 330 de 9 de diciembre de 2008, p. 21),
(4) A los efectos de la presente ley, se entiende por relación comercial toda relación que esté directamente relacionada con las actividades comerciales o profesionales de las entidades obligadas y que se prevea, en el momento en que se establezca el contacto, que tenga un elemento de duración.

el derecho administrativo es público o privado

I. La Constitución de 1978 ha supuesto una profunda alteración del sistema de fuentes del Derecho público, de forma que la actividad y la estructura de la Administración General del Estado quedan vinculadas por el marco constitucional.
El precepto fundamental que nuestra actual Constitución dedica a la Administración General del Estado es el artículo 103, en el que se recogen los principios básicos que han de presidir la actividad de la Administración del Estado, que conocemos: servicio, objetividad, generalidad, eficacia, jerarquía, descentralización, desconcentración y coordinación.
III. El servicio a los ciudadanos exige también que la estructura y la planta de la Administración General del Estado se ajusten a la realidad social y, por tanto, deben reordenarse en función de la misma, ya que tienen el legítimo derecho a conocer cuáles son las competencias de cada Administración y a recibir servicios públicos de calidad.
El servicio a los ciudadanos y a los intereses generales debe caracterizarse, como ha dispuesto la Constitución, por la objetividad. Es decir, la transparencia en la actividad administrativa debe ser, no sólo una garantía para los ciudadanos, sino un criterio de actuación general del aparato público. Los responsables de los distintos órganos administrativos no son más que gestores de intereses ajenos, los del cuerpo social, por lo que deben rendir cuentas de su gestión a los ciudadanos.

ensayo sobre el estado de derecho en la administración pública

Este artículo incluye una lista de referencias generales, pero no está verificado porque carece de las correspondientes citas en línea. Por favor, ayude a mejorar este artículo introduciendo citas más precisas. (Abril de 2014) (Aprende cómo y cuándo eliminar este mensaje de la plantilla)
Las relaciones que rige el derecho público son asimétricas y desiguales. Los órganos de gobierno (centrales o locales) pueden tomar decisiones sobre los derechos de las personas. Sin embargo, como consecuencia de la doctrina del Estado de Derecho, las autoridades sólo pueden actuar dentro de la ley (secundum et intra legem). El gobierno debe obedecer la ley. Por ejemplo, un ciudadano descontento con una decisión de una autoridad administrativa puede pedir a un tribunal una revisión judicial.
Los derechos también pueden dividirse [¿por quién?] en derechos privados y derechos públicos. Un ejemplo de derecho público es el derecho a las prestaciones sociales: sólo una persona física puede reclamarlas, y se conceden mediante una decisión administrativa con cargo al presupuesto del Estado.
La frontera entre el derecho público y el derecho privado no siempre está clara. El derecho en su conjunto no puede dividirse claramente en «derecho del Estado» y «derecho de los demás». Por ello, la distinción entre derecho público y privado es en gran medida funcional y no fáctica, clasificando las leyes según el ámbito en el que encajan mejor las actividades, los participantes y las preocupaciones principales[2], lo que ha dado lugar a intentos de establecer una comprensión teórica de la base del derecho público.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad