Ejemplos de costumbre en derecho

Derecho consuetudinario

La mayoría de las leyes consuetudinarias se refieren a las normas de la comunidad que se han establecido desde hace mucho tiempo en un lugar determinado. Sin embargo, el término también puede aplicarse a áreas del derecho internacional en las que ciertas normas han sido aceptadas casi universalmente como bases correctas de acción, por ejemplo, las leyes contra la piratería o la esclavitud (véase hostis humani generis). En muchos casos, aunque no en todos, las normas consuetudinarias tendrán sentencias judiciales de apoyo y jurisprudencia que han evolucionado con el tiempo para dar un peso adicional a su norma como derecho y también para demostrar la trayectoria de la evolución (si la hay) en la interpretación de dicha norma por parte de los tribunales pertinentes.
Una cuestión central en relación con el reconocimiento de la costumbre es determinar la metodología adecuada para saber qué prácticas y normas constituyen realmente el derecho consuetudinario. No está inmediatamente claro que las teorías occidentales clásicas de la jurisprudencia puedan conciliarse de forma útil con los análisis conceptuales del derecho consuetudinario, y por ello algunos estudiosos (como John Comaroff y Simon Roberts)[1] han caracterizado las normas del derecho consuetudinario en sus propios términos. Sin embargo, es evidente que sigue habiendo cierto desacuerdo, que se aprecia en la crítica de John Hund a la teoría de Comaroff y Roberts, y en su preferencia por las aportaciones de H. L. A. Hart. Hund sostiene que The Concept of Law de Hart resuelve el problema conceptual con el que se encuentran los estudiosos que han intentado articular cómo se pueden identificar y definir los principios del derecho consuetudinario y cómo operan en la regulación del comportamiento social y la resolución de disputas[2].

Qué es el derecho consuetudinario

El tiempo que una norma ha sido práctica común también es relevante para determinar su vigencia. Algunas normas de derecho marítimo han sido aceptadas durante siglos. Sin embargo, un corto período de tiempo no descalifica necesariamente una norma como potencialmente consuetudinaria. En su sentencia en los Casos de la Plataforma Continental del Mar del Norte de 1969 (CIJ 1969), la Corte Internacional de Justicia observó que
«si bien una participación muy amplia y representativa en una convención podría demostrar que una norma convencional se ha convertido en una norma general de derecho internacional, en el presente caso el número de ratificaciones y adhesiones hasta el momento era apenas suficiente. Por lo que se refiere al elemento temporal, aunque el transcurso de un corto período de tiempo no era necesariamente un obstáculo para la formación de una nueva norma de Derecho internacional consuetudinario sobre la base de lo que originalmente era una norma puramente convencional, era indispensable que la práctica de los Estados durante ese período, incluidos los Estados cuyos intereses se veían especialmente afectados, hubiera sido a la vez amplia y prácticamente uniforme en el sentido de la disposición invocada y se hubiera producido de tal manera que mostrara un reconocimiento general de que se trataba de una norma de Derecho».

Tipos de derecho consuetudinario

La mayoría de las leyes consuetudinarias se refieren a normas comunitarias establecidas desde hace tiempo en un lugar determinado. Sin embargo, el término también puede aplicarse a áreas del derecho internacional en las que ciertas normas han sido aceptadas casi universalmente como bases correctas de acción, por ejemplo, las leyes contra la piratería o la esclavitud (véase hostis humani generis). En muchos casos, aunque no en todos, las normas consuetudinarias tendrán sentencias judiciales de apoyo y jurisprudencia que han evolucionado con el tiempo para dar un peso adicional a su norma como derecho y también para demostrar la trayectoria de la evolución (si la hay) en la interpretación de dicha norma por parte de los tribunales pertinentes.
Una cuestión central en relación con el reconocimiento de la costumbre es determinar la metodología adecuada para saber qué prácticas y normas constituyen realmente el derecho consuetudinario. No está inmediatamente claro que las teorías clásicas occidentales de la jurisprudencia puedan conciliarse de forma útil con los análisis conceptuales del derecho consuetudinario, y por ello algunos estudiosos (como John Comaroff y Simon Roberts)[1] han caracterizado las normas del derecho consuetudinario en sus propios términos. Sin embargo, es evidente que sigue habiendo cierto desacuerdo, que se aprecia en la crítica de John Hund a la teoría de Comaroff y Roberts, y en su preferencia por las aportaciones de H. L. A. Hart. Hund sostiene que The Concept of Law de Hart resuelve el problema conceptual con el que se encuentran los estudiosos que han intentado articular cómo se pueden identificar y definir los principios del derecho consuetudinario y cómo operan en la regulación del comportamiento social y la resolución de disputas[2].

El derecho consuetudinario en nigeria

La mayoría de las leyes consuetudinarias se refieren a las normas de la comunidad establecidas desde hace mucho tiempo en un lugar determinado. Sin embargo, el término también puede aplicarse a áreas del derecho internacional en las que ciertas normas han sido aceptadas casi universalmente como bases correctas de acción, por ejemplo, las leyes contra la piratería o la esclavitud (véase hostis humani generis). En muchos casos, aunque no en todos, las normas consuetudinarias tendrán sentencias judiciales de apoyo y jurisprudencia que han evolucionado con el tiempo para dar un peso adicional a su norma como derecho y también para demostrar la trayectoria de la evolución (si la hay) en la interpretación de dicha norma por parte de los tribunales pertinentes.
Una cuestión central en relación con el reconocimiento de la costumbre es determinar la metodología adecuada para saber qué prácticas y normas constituyen realmente el derecho consuetudinario. No está inmediatamente claro que las teorías clásicas occidentales de la jurisprudencia puedan conciliarse de forma útil con los análisis conceptuales del derecho consuetudinario, y por ello algunos estudiosos (como John Comaroff y Simon Roberts)[1] han caracterizado las normas del derecho consuetudinario en sus propios términos. Sin embargo, es evidente que sigue habiendo cierto desacuerdo, que se aprecia en la crítica de John Hund a la teoría de Comaroff y Roberts, y en su preferencia por las aportaciones de H. L. A. Hart. Hund sostiene que The Concept of Law de Hart resuelve el problema conceptual con el que se encuentran los estudiosos que han intentado articular cómo se pueden identificar y definir los principios del derecho consuetudinario y cómo operan en la regulación del comportamiento social y la resolución de disputas[2].

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad