Diferencia entre inmunidad e inviolabilidad

inviolabilidad personal e inmunidad diplomática

A la luz de las implicaciones de gran alcance del artículo 15, intentaré explicar la naturaleza, los efectos y las implicaciones de lo que se conoce como «inmunidad diplomática» para ayudar a los miembros de la profesión a no caer en sus disposiciones. Para ello, examinaré en primer lugar la finalidad de la inmunidad y, a continuación, destacaré la diferencia entre la inmunidad de Estado (o soberana) y la inmunidad diplomática. Por último, identificaré los diferentes tipos de inmunidad, así como las implicaciones de cada uno.
La Convención de Viena sobre Relaciones Diplomáticas de 1961 (VCDR) tiene fuerza de ley en Sudáfrica (s 2(1) de la Ley) y se aplica a todas las misiones diplomáticas y a los miembros de dichas misiones en Sudáfrica (s 3(1) de la Ley). La VCDR proporciona un marco completo para el establecimiento, el mantenimiento y la finalización de las relaciones diplomáticas. Además, no sólo codifica los principios preexistentes del derecho internacional consuetudinario relativos a la inmunidad diplomática, sino que resuelve los puntos en los que las diferencias entre los Estados habían supuesto anteriormente un consenso insuficiente para crear una norma de derecho internacional consuetudinario. El preámbulo de la VCDR también establece que el propósito de la inmunidad diplomática es «garantizar el desempeño eficaz de las funciones de las misiones diplomáticas como representantes de los Estados». Su principal objetivo es proteger a los diplomáticos de las acciones que interfieran en el desempeño de sus funciones oficiales en el Estado receptor (véase el cuarto considerando de la VCDR).

privilegios e inmunidades consulares

1. El agente diplomático gozará de inmunidad de la jurisdicción penal del Estado receptor. También gozará de inmunidad de su jurisdicción civil y administrativa, salvo en el caso de2. El agente diplomático no está obligado a prestar declaración como testigo.3. No podrán adoptarse medidas de ejecución respecto de un agente diplomático, salvo en los casos previstos en las letras a) y c) del apartado 1 del presente artículo, y siempre que dichas medidas puedan adoptarse sin atentar contra la inviolabilidad de su persona o de su residencia.4. La inmunidad de jurisdicción del Estado receptor no exime al agente diplomático de la jurisdicción del Estado acreditante.
La persona de un agente diplomático será inviolable. No podrá ser objeto de ninguna forma de arresto o detención. El Estado receptor lo tratará con el debido respeto y tomará todas las medidas apropiadas para evitar cualquier ataque a su persona, libertad o dignidad.

inviolabilidad personal

Originalmente, estos privilegios e inmunidades se concedían de forma bilateral y ad hoc, lo que daba lugar a malentendidos y conflictos, a la presión sobre los Estados más débiles y a la incapacidad de los demás Estados de juzgar qué parte era la culpable. Un acuerdo internacional conocido como la Convención de Viena codificó las reglas y acuerdos, proporcionando normas y privilegios a todos los estados.
Es posible que el país de origen del funcionario renuncie a la inmunidad; esto suele ocurrir sólo cuando la persona ha cometido un delito grave, ajeno a su función diplomática (a diferencia, por ejemplo, de las acusaciones de espionaje), o ha sido testigo de un delito de este tipo. Sin embargo, muchos países se niegan a renunciar a la inmunidad por norma; los individuos no tienen autoridad para renunciar a su propia inmunidad (excepto quizás en casos de deserción)[1][2] Como alternativa, el país de origen puede procesar al individuo[2] Por ejemplo, en 2002, un diplomático colombiano en el Reino Unido fue procesado por homicidio una vez que el gobierno colombiano renunció a la inmunidad diplomática[3][4].

diplomatic inviolability

Abstract: Unlike Joseph Heller’s novel ‘Trap 22’, the illogical or paradoxical situation arising from the privilege of inviolability of archives within the cooperation of international organizations with national authorities in the framework of the fight against fraud and corruption is one of different legal orders that are not necessarily aligned from the outset. National authorities have to respect the inviolability of the archives of international organizations and can neither interpret the privilege in a restrictive way, without taking into account at the same time its purpose, which is the orderly and independent operation of international organizations; nor limit the privilege in some other way. Therefore, it is left to the international organizations themselves to limit the risk of a Trap 22 situation by fulfilling their duty to cooperate with national authorities. However, the burden of proof is not only on international organizations. Any reasonable use of the privilege presupposes that national authorities recognize its existence and address it in a respectful manner.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad