Derecho a la no discriminacion

Artículo sobre el derecho a la igualdad

La discriminación se produce cuando se le trata de forma menos favorable que a otra persona en una situación similar y este trato no puede justificarse objetiva y razonablemente. También puede haber discriminación si se le perjudica al recibir el mismo trato que otra persona cuando sus circunstancias son diferentes (por ejemplo, si tiene una discapacidad o está embarazada).

Es importante entender que la Ley de Derechos Humanos no le protege de la discriminación en todos los ámbitos de su vida: hay otras leyes que ofrecen una protección más general, como la Ley de Igualdad de 2010.

Lo que sí hace la Ley es protegerle de la discriminación en el disfrute de los derechos humanos establecidos en el Convenio Europeo de Derechos Humanos. El artículo 14 se basa en el principio fundamental de que todos, seamos quienes seamos, disfrutamos de los mismos derechos humanos y debemos tener igual acceso a ellos.

La protección contra la discriminación de la Ley de Derechos Humanos no es «independiente». Para invocar este derecho, debe demostrar que la discriminación ha afectado a su disfrute de uno o más de los otros derechos de la Ley. Sin embargo, no es necesario que demuestre que ese otro derecho humano ha sido realmente vulnerado.

Derecho a la libertad

Cuando usted o su cliente son miembros de un grupo históricamente desfavorecido y se enfrentan a privaciones sociales y económicas, se puede argumentar que estas privaciones son discriminatorias y violan el derecho a no ser discriminado, según el derecho internacional.    Además, cuando el gobierno no toma medidas suficientes para proteger los derechos de los grupos históricamente desfavorecidos, se puede argumentar que el gobierno viola el derecho internacional al no cumplir su obligación positiva de tomar medidas para abordar las necesidades y los retos únicos de estos grupos para garantizar su disfrute de los derechos del Pacto en igualdad de condiciones.

Para ver una lista de factores que deben ser considerados/implementados por los gobiernos para prevenir la discriminación mediante ajustes razonables, haga clic aquí.    Véase también los elementos de una política/programa razonable en relación con las obligaciones positivas del Estado para prevenir la discriminación.

[1] Comité de Derechos Económicos, Sociales y Culturales de las Naciones Unidas, Observación General 20: La no discriminación en los derechos económicos, sociales y culturales (art. 2, párr. 2), UNCESCROR, 42º período de sesiones, UN Doc E/C.12/GC/20, (2009), párr. 35.

Ejemplos de discriminación en materia de derechos humanos

Introducción | ¿Cuáles son las obligaciones de Australia? | ¿Qué se entiende por discriminación? | ¿Qué motivos de discriminación se contemplan? | El escrutinio internacional. El trabajo de la Comisión. Más información.

Todas las personas son iguales ante la ley y tienen derecho, sin discriminación alguna, a igual protección de la ley. A este respecto, la ley prohibirá toda discriminación y garantizará a todas las personas una protección igual y efectiva contra toda discriminación por motivos de raza, color, sexo, lengua, religión, opiniones políticas o de cualquier otro tipo, origen nacional o social, posición económica, nacimiento o cualquier otra condición social.

… el Comité considera que el término «discriminación», tal como se emplea en el Pacto, debe entenderse como toda distinción, exclusión, restricción o preferencia fundada en determinados motivos, como la raza, el color, el sexo, el idioma, la religión, la opinión política o de otra índole, el origen nacional o social, la posición económica, el nacimiento o cualquier otra condición social, que tenga por objeto o por resultado anular o menoscabar el reconocimiento, goce o ejercicio, en condiciones de igualdad, de los derechos y libertades de todas las personas.

No discriminación

El derecho a la no discriminación emana del postulado general de la igual dignidad de los seres humanos, que ha sido afirmado por la Carta de las Naciones Unidas y la Declaración Universal de Derechos Humanos, así como por todos los instrumentos internacionales de derechos humanos.

La no discriminación, con su contrapartida la igualdad, ocupa un lugar especial entre las disposiciones de derechos humanos, considerando que todos los derechos humanos (civiles, políticos, económicos, sociales y culturales) deben aplicarse para todos sin discriminación y en plena igualdad.

Los instrumentos internacionales de derechos humanos prohíben toda distinción, exclusión, restricción u otra forma de trato diferenciado dentro de una comunidad determinada -pero también entre comunidades- que no pueda justificarse y que comprometa el disfrute de los derechos humanos para todos sobre la base del principio de igualdad.

Cuando se observa el mundo contemporáneo desde esta perspectiva, se constata que cientos de millones de personas siguen sufriendo discriminación en todo el mundo por pertenecer a un pueblo o grupo étnico, por su lengua, sus creencias religiosas, su situación social y/o económica, sus opiniones políticas, su sexo, su edad o por su orientación sexual.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad