Derecho a la informacion españa

Relación entre el mcr de la ue y el gdpr en el

Los gobiernos de todo el mundo han puesto en marcha amplias medidas para hacer frente a la crisis del coronavirus, a menudo con repercusiones negativas para el derecho a la información. Se están tomando iniciativas muy necesarias.
Durante la actual pandemia, los medios de comunicación proporcionan a los ciudadanos información esencial. Pero, al igual que otras empresas, se enfrentan a retos económicos. Harlan Mandel, del MDIF, comparte recomendaciones sobre cómo manejar la crisis. (26.03.2020)
#mediadev te ofrece ideas, análisis e investigaciones en torno a los temas de la libertad de expresión, el desarrollo de los medios de comunicación y la transformación digital. Únete a la conversación global. Utiliza el hashtag #mediadev.

Viktor mayer schönberger sobre el derecho al olvido

Madrid, 27 de abril de 2020- 31 organizaciones de la sociedad civil española, todas ellas miembros de la Coalición Pro Acceso, han pedido al Gobierno español que garantice el derecho de acceso a la información. Esto se produce tras la suspensión de todos los plazos administrativos en el marco del estado de excepción, declarado el 14 de marzo por el coronavirus.
En una carta dirigida a Carolina Darias, ministra de Política Territorial y Función Pública, las organizaciones denuncian los efectos negativos que la pandemia está teniendo en la transparencia y en el acceso a la información en España, un derecho fundamental que debe ser protegido especialmente durante una crisis, cuando es esencial que el público pueda estar informado de lo que hace el gobierno y exigirle responsabilidades.
Reconociendo que las medidas excepcionales tomadas en España, incluyendo la suspensión de los plazos administrativos, es algo que también ha ocurrido en muchos países europeos y latinoamericanos, las OSC señalan que también hay buenas prácticas que demuestran que es posible garantizar el ejercicio de este derecho, a pesar de las circunstancias:

El presidente interviene en el debate general de las naciones unidas, 76º

El Centro para el Derecho y la Democracia ha publicado un resumen ejecutivo del informe sobre el derecho a la información durante las emergencias sanitarias en inglés, francés y español. A continuación se presenta un resumen de los (posibles) cambios en la legislación sobre el acceso a la información y el derecho a la información en los Estados miembros del Consejo de Europa.
La Federación Europea de Periodistas (FEP) ha instado a los gobiernos durante la pandemia a que aseguren una total transparencia sobre la misma y a que garanticen la capacidad de los periodistas para actuar en interés público, sin ninguna limitación. En vista de la evolución de la situación, ha llegado el momento de levantar las restricciones que se hayan podido instalar. En una carta común dirigida a los dirigentes de la UE el 25 de marzo de 2020, la FEP y las organizaciones de defensa de la libertad de prensa insistieron en:
Georgia: Georgia declaró el estado de emergencia el 21 de marzo de 2020, que durará hasta el 21 de abril de 2020, mediante un decreto presidencial aprobado por el Parlamento. El decreto otorga al Gobierno la facultad de establecer normas que difieren de la actual legislación sobre derecho a la información. El Gobierno, en virtud de esta facultad, emitió una resolución que suspende los plazos normales para la emisión de información pública, lo que significa que las autoridades no necesitan cumplir con los plazos del DI. El estado de emergencia se ha prorrogado hasta el 22 de mayo, lo que probablemente significa que la suspensión de los plazos también se ha prorrogado, aunque todavía no lo hemos confirmado.

España: la concentración de hologramas ante el parlamento defiende el derecho a la protesta

Los gobiernos de muchos países fuertemente afectados por el virus han reducido sus actividades al mínimo para poder centrarse en las funciones críticas del Estado y mantener la seguridad de los funcionarios públicos y del público. En estas circunstancias, el cumplimiento de las solicitudes de libertad de información puede verse reducido, por la razón práctica de que no hay ningún funcionario público disponible para responderlas. Sin embargo, la información oportuna y precisa sobre la propagación del virus, las medidas de salud pública puestas en marcha y otras cuestiones de seguridad pública pueden ser una cuestión de vida o muerte.Incluso un gobierno con recursos reducidos debe dar prioridad a la recopilación, organización y entrega de información a sus ciudadanos. Las solicitudes de información relacionadas con la emergencia deben responderse en un plazo muy breve. Toda la información relevante debe publicarse de forma proactiva simultáneamente a la respuesta a las solicitudes.Los funcionarios públicos que trabajan desde casa no están necesariamente incapacitados para proporcionar información al público. A menos que el sistema de gestión de la información de la autoridad esté estancado en la era de la administración puramente en papel, debería ser posible recuperar y proporcionar información al público. Además, es probable que los departamentos que trabajan directamente en la crisis estén en sus oficinas y en condiciones de compartir la información con la que trabajan.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad