Demanda por daños y perjuicios

cuáles son los 3 tipos de daños y perjuicios

En el caso de que antes de la finalización del contrato el comprador o el vendedor se vean en la imposibilidad de cumplir con sus obligaciones o cesen en los pagos o soliciten una orden judicial de suspensión de pagos o sean declarados en quiebra, el contrato se cancelará por
Si el cliente no cumple con este requerimiento en el plazo de dos semanas a partir de la recepción del correspondiente requerimiento por escrito, GRAMMER tendrá derecho, bajo amenaza de denegación del cumplimiento, a fijar un plazo adicional razonable para
por parte de los propietarios, órganos corporativos o ejecutivos de KRAMPEHAREX, la violación por descuido de las obligaciones contractuales esenciales (obligaciones cardinales), la no revelación fraudulenta de los defectos, los daños causados culpablemente a la vida, el cuerpo o la salud de una persona y, por último, los defectos en el artículo de venta de una naturaleza que haga a los productores responsables en virtud de la Ley de Responsabilidad por Productos (Produkthaftungsgesetz) por daños a las personas y a los bienes de uso privado.
El cliente no podrá ser indemnizado en caso de impago por parte del cliente de las cantidades adeudadas a VOO 15 días después del envío del primer recordatorio y sin recibir respuesta, o en caso de que el cliente haya incumplido sus obligaciones según lo establecido en el contrato (sin perjuicio de que los servicios estén sujetos a contratos de suscripción y/o facturas/avisos de pago independientes) o en caso de orden administrativa o judicial.

ver más

Por lo general, el delincuente está obligado a indemnizar a la víctima por los daños y perjuicios sufridos y también puede tener que pagar una indemnización por el dolor y el sufrimiento. La reclamación de daños y perjuicios significa que el delincuente debe restablecer la situación que habría existido de no haberse cometido el delito. Esto puede incluir, por ejemplo, los gastos de reparación de un objeto dañado, pero también una indemnización por los salarios perdidos o el coste del tratamiento hospitalario. La víctima también puede tener derecho a una compensación económica por el dolor y el sufrimiento, si ha sufrido lesiones físicas o psicológicas, pérdida de libertad o del derecho de autodeterminación sexual. Si la víctima y el agresor no se ponen de acuerdo sobre la cuantía de la indemnización por el dolor y el sufrimiento, el tribunal decidirá.
La Ley de Indemnización a las Víctimas concede amplias prestaciones a la víctima de una agresión física intencionada e ilegítima, si ésta produce daños en la salud de la víctima. La OEG también da derecho a las víctimas que resultan heridas en la defensa legítima contra dicha agresión o que resultan heridas en el contexto de un delito dirigido contra otra persona. Las prestaciones por delitos cometidos en Alemania están previstas en la Ley Federal de Prestaciones (Bundersversorgungsgesetz – BVG) y son muy amplias.

daños consecuenciales

Excepto en lo que respecta a las reclamaciones derivadas de la negligencia o la mala conducta intencionada del Hipotecario, el Deudor Hipotecario renuncia además a cualquier reclamación contra el Hipotecario por daños y perjuicios consecuentes, especiales o punitivos que surjan en relación con la Escritura, esta Hipoteca o cualquiera de los otros documentos que garantizan los Valores, y renuncia además al derecho de interponer cualquier defensa basada en cualquier estatuto de limitaciones o cualquier reclamación de caducidad que surja en relación con la Escritura o esta Hipoteca y cualquier compensación o contrademanda de cualquier naturaleza o descripción.
X renuncia a todas las reclamaciones presentes y futuras por daños y perjuicios contra Y y los funcionarios designados o elegidos, los miembros, los agentes, los empleados, los funcionarios, los directores y los representantes de Y que surjan de este Contrato o estén relacionados con él, y dicha renuncia sobrevivirá a cualquier terminación de este Contrato.

daños específicos

En el derecho anglosajón, la indemnización por daños y perjuicios es un recurso en forma de compensación monetaria que se paga al demandante como indemnización por la pérdida o el daño[1]. Para que se reconozca legalmente, la pérdida debe implicar un daño a la propiedad, o una lesión mental o física; la pérdida puramente económica rara vez se reconoce para la concesión de daños[2].
Los daños compensatorios se clasifican a su vez en daños especiales, que son pérdidas económicas como el lucro cesante, los daños materiales y los gastos médicos, y daños generales, que son daños no económicos como el dolor y el sufrimiento y la angustia emocional[3] En lugar de ser compensatorios, [4] en el derecho anglosajón los daños pueden ser nominales, despectivos o ejemplares[5].
Entre los sajones, se asignaba un valor monetario llamado weregild a cada ser humano y a cada propiedad en el Código Sálico. Si se robaba una propiedad o se hería o mataba a alguien, la persona culpable debía pagar el weregild como restitución a la familia de la víctima o al propietario de la propiedad.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad