Delitos violencia de genero

indicar 5 tipos de violencia de género

Los ejemplos y la perspectiva de este artículo pueden no representar una visión mundial del tema. Puedes mejorar este artículo, discutir el tema en la página de discusión o crear un nuevo artículo, según corresponda. (Enero de 2018) (Aprende cómo y cuándo eliminar este mensaje de la plantilla)
Las diferencias de sexo en la delincuencia son las diferencias entre hombres y mujeres como autores o víctimas de delitos. Estos estudios pueden pertenecer a campos como la criminología (el estudio científico del comportamiento criminal), la sociobiología (que intenta demostrar una relación causal entre los factores biológicos, en este caso el sexo biológico y los comportamientos humanos) o los estudios feministas. A pesar de la dificultad de interpretarlas, las estadísticas sobre la delincuencia pueden ofrecer una forma de investigar dicha relación desde la perspectiva de las diferencias de género. Una diferencia observable en los índices de delincuencia entre hombres y mujeres podría deberse a factores sociales y culturales, a delitos que no se denuncian o a factores biológicos (por ejemplo, la testosterona o las teorías sociobiológicas). La naturaleza del propio delito también puede requerir una consideración como factor.

países con mayores índices de violencia de género

Las Directrices se articulan en torno a tres documentos del Consejo de Europa (CdE): el Convenio Europeo de Derechos Humanos, el Convenio para prevenir y combatir la violencia contra las mujeres y la violencia doméstica y la Estrategia de Igualdad de Género 2018-2023.
Las Directrices también hacen referencia a los documentos elaborados por las Naciones Unidas, en particular a la Convención sobre la eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer (CEDAW) y su Comité (Comité CEDAW) y las Estrategias y Medidas Prácticas Modelo actualizadas para la eliminación de la violencia contra la mujer en el ámbito de la prevención del delito y la justicia penal;
Respuesta de la justicia penal a la violencia contra las mujeres: fase previa al juicio – impacto emocional en la víctima, normas de investigación eficaces, proceso de interrogatorio, testigos, victimización secundaria, decisiones de acusación, medidas de protección previas al juicio, jurisprudencia pertinente;
Respuesta de la justicia penal a la violencia contra las mujeres: fase de juicio – presentación de los cargos y el deber del fiscal; estereotipos judiciales, medidas a tomar durante el juicio y enfoque centrado en la víctima, evitar la victimización secundaria, buenas prácticas en la sala del tribunal, cuestión de las pruebas, equilibrio de los derechos, sentencia: circunstancia agravante y atenuante, jurisprudencia relevante;

estadísticas de violencia doméstica por país 2020

La vulnerabilidad de los niños a la violencia se debe a que dependen de sus padres o cuidadores para su desarrollo, salud y bienestar. A veces se considera a los niños como propiedad de sus padres o cuidadores, en lugar de titulares de derechos, lo que les hace vulnerables a los abusos, la negligencia, la explotación y la violencia.  La dinámica de género añade otra capa de vulnerabilidad.
La violencia de género afecta de forma desproporcionada a las niñas y a las mujeres, especialmente a través de ciertas formas de violencia como el matrimonio infantil, la violencia de pareja, la mutilación genital femenina, los asesinatos por honor o la trata de personas. Por este motivo, Plan International se centra en acabar con la violencia contra las niñas y las jóvenes, para satisfacer sus mayores necesidades y defender sus derechos.
Las niñas y las jóvenes suelen sufrir violencia en casa, desde castigos físicos hasta violencia sexual, emocional o psicológica. La aceptación de la violencia como un «asunto privado» a menudo impide que otros intervengan y prohíbe que las niñas y las jóvenes denuncien.

violencia de género

La violencia de género es un fenómeno profundamente arraigado en la desigualdad de género, y sigue siendo una de las violaciones de los derechos humanos más notables en todas las sociedades. La violencia de género es la que se ejerce contra una persona por razón de su sexo. Tanto las mujeres como los hombres sufren violencia de género, pero la mayoría de las víctimas son mujeres y niñas.
La violencia de género y la violencia contra las mujeres son términos que a menudo se utilizan indistintamente, ya que se ha reconocido ampliamente que la mayor parte de la violencia de género es infligida a mujeres y niñas, por hombres. Sin embargo, utilizar el aspecto «basado en el género» es importante, ya que pone de relieve el hecho de que muchas formas de violencia contra las mujeres tienen su origen en las desigualdades de poder entre mujeres y hombres. Los términos se utilizan indistintamente en todo el trabajo de EIGE, lo que refleja el número desproporcionado de estos delitos particulares contra las mujeres.
El Convenio de Estambul (Consejo de Europa, Convenio sobre la prevención y la lucha contra la violencia contra las mujeres y la violencia doméstica), como referente de la legislación internacional en materia de lucha contra la violencia de género, enmarca la violencia de género y la violencia contra las mujeres como un acto de género que constituye «una violación de los derechos humanos y una forma de discriminación contra las mujeres». El Convenio de Estambul subraya que los actos de violencia de género tienen como resultado «daños o sufrimientos físicos, sexuales, psicológicos o económicos para la mujer, incluidas las amenazas de tales actos, la privación coercitiva o arbitraria de la libertad, tanto si se producen en la vida pública como en la privada».

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad