Convenio para evitar la doble imposición

Convenio para evitar la doble imposición

Ver más

La doble imposición es la recaudación de impuestos por parte de dos o más jurisdicciones sobre la misma renta (en el caso de los impuestos sobre la renta), activo (en el caso de los impuestos sobre el capital) o transacción financiera (en el caso de los impuestos sobre las ventas).
Las jurisdicciones pueden firmar tratados fiscales con otros países, que establecen normas para evitar la doble imposición. Estos tratados suelen incluir acuerdos de intercambio de información para evitar la evasión fiscal, como cuando una persona reclama una exención fiscal en un país sobre la base de la no residencia en ese país, pero luego no la declara como renta extranjera en el otro país; o que reclama una desgravación fiscal local sobre una deducción de impuestos extranjeros en origen que en realidad no se había producido[cita requerida].
El término «doble imposición» también puede referirse a la imposición de alguna renta o actividad dos veces. Por ejemplo, los beneficios de las empresas pueden ser gravados primero cuando son obtenidos por la empresa (impuesto de sociedades) y de nuevo cuando los beneficios se distribuyen a los accionistas en forma de dividendos u otra distribución (impuesto sobre los dividendos).

Luxemburgo…

Los principales objetivos del Tratado para evitar la doble imposición y prevenir la evasión fiscal son promover la cooperación económica entre países y fomentar las inversiones extranjeras. El texto de los tratados celebrados por Georgia se basa en el Modelo de Convenio Fiscal de la OCDE, según el cual los derechos de imposición se distribuyen entre los socios del tratado. En particular, el residente de un Estado contratante que obtenga rentas en el otro Estado contratante puede ser gravado tanto en el Estado de origen de las rentas como en el país de residencia. Para evitar la doble imposición, el residente de un Estado contratante que obtenga rentas del otro Estado contratante se acreditará contra el impuesto en el Estado de origen. El tratado DTA también regula las cuestiones relativas a la prevención de la evasión fiscal y los medios de aplicación de las normas internacionalmente reconocidas de intercambio de información con fines fiscales.
Convenio Multilateral de Impuestos (MLI)El 7 de junio de 2017 en el marco de la ministerial de la OCDE, Georgia firmó un «Convenio Multilateral para la Aplicación de Medidas Relacionadas con los Tratados Fiscales para Prevenir la Erosión de la Base y el Traslado de Beneficios» (MLI). El objetivo principal del Convenio Multilateral es aplicar las medidas relacionadas con el tratado BEPS, en particular las normas mínimas en virtud de las acciones 6 y 14 de BEPS en los tratados para evitar la doble imposición.

Acuerdo de doble imposición alemania-suiza

2. En lo que respecta a la aplicación del Convenio por un Estado contratante, cualquier término no definido en el mismo tendrá, salvo que el contexto exija lo contrario y sin perjuicio de lo dispuesto en el artículo XXVI (Procedimiento de acuerdo mutuo), el significado que tenga según la legislación de ese Estado en relación con los impuestos a los que se aplica el Convenio.
3. Cuando, en virtud de las disposiciones del apartado 1, una sociedad sea residente de ambos Estados Contratantes, si ha sido creada con arreglo a la legislación vigente en un Estado Contratante, se considerará residente de ese Estado. 3. No obstante la frase anterior, una sociedad creada en un Estado Contratante, que sea residente de ambos Estados Contratantes y que continúe en cualquier momento en el otro Estado Contratante de acuerdo con la legislación sobre sociedades de ese otro Estado, se considerará, mientras continúe, residente de ese otro Estado. 4. Cuando, en virtud de las disposiciones del apartado 1, una sucesión, un fideicomiso o cualquier otra persona (que no sea un particular o una sociedad) sea residente de ambos Estados contratantes, las autoridades competentes de los Estados se esforzarán, de común acuerdo, por resolver la cuestión y determinar el modo de aplicación del Convenio a dicha persona.

Noruega

10 Cuando el beneficiario efectivo es una sociedad (que no sea una sociedad colectiva) que posee directamente al menos el 25% del capital de la sociedad que paga los dividendos y ha invertido en el capital de esa sociedad al menos 150.000 euros
11 Cuando el beneficiario efectivo es una sociedad que es residente del otro Estado contratante y controla, directa o indirectamente, al menos el 25% del capital de la sociedad que paga los dividendos (excepto cuando los dividendos son pagados por un vehículo de inversión como se menciona en la letra b))

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad