Constitucion principio de igualdad

Derecho a la igualdad ejemplos de la vida real

1 El derecho a la igualdadEl derecho a la igualdad es el derecho de todos los seres humanos a ser iguales en dignidad, a ser tratados con respeto y consideración y a participar en pie de igualdad con los demás en cualquier ámbito de la vida económica, social, política, cultural o civil. Todos los seres humanos son iguales ante la ley y tienen derecho a igual protección y beneficio de la ley.2 Igualdad de tratoLa igualdad de trato, como aspecto de la igualdad, no equivale a un trato idéntico. Para hacer realidad la igualdad plena y efectiva es necesario tratar a las personas de forma diferente según sus distintas circunstancias, afirmar su igual valor y potenciar sus capacidades para participar en la sociedad como iguales.3 Acción positivaPara ser efectivo, el derecho a la igualdad requiere una acción positiva.La acción positiva, que incluye una serie de medidas legislativas, administrativas y políticas para superar las desventajas del pasado y acelerar el progreso hacia la igualdad de determinados grupos, es un elemento necesario dentro del derecho a la igualdad.

Derecho a la igualdad pdf

El principio de igualdad puede exigir, en determinadas circunstancias, que un Estado adopte acciones afirmativas para disminuir o eliminar las condiciones que causan o contribuyen a perpetuar la discriminación. El Comité de Derechos Humanos ha establecido claramente esta obligación en la Observación General 18, y el Comité de Derechos Económicos, Sociales y Culturales se refiere con frecuencia al deber de adoptar acciones afirmativas en sus Observaciones Finales. Para un mayor análisis de este principio, véase I§3.B.
El derecho a la igualdad y a la no discriminación se reconoce en el artículo 2 de la DUDH y es una cuestión transversal de interés en diferentes instrumentos de derechos humanos de la ONU, como los artículos 2 y 26 del PIDCP, el artículo 2(2) del PIDESC, el artículo 2 de la CDN, el artículo 7 de la CMW y el artículo 5 de la CRPD . Además, dos de los principales tratados de derechos humanos de la ONU se establecen explícitamente para prohibir la discriminación, el CERD por motivos de raza y el CEDAW por motivos de género.
El principio de no discriminación e igualdad de trato también figura en instrumentos regionales, como el artículo 2 de la Declaración Americana, el artículo 24 de la CADH y los artículos 2 y 3 de la CADHP. A pesar de que el principio de no discriminación está contenido en todos los instrumentos de derechos humanos, sólo unos pocos instrumentos proporcionan expresamente una definición de no discriminación: Artículo 1(1) de la CERD, Artículo 1 de la CEDAW, Artículo 2 de la CRPD, Artículo 1(1) de la OIT 111 y Artículo 1(1) de la Convención relativa a la lucha contra las discriminaciones en la esfera de la enseñanza.

Ejemplos de derecho a la igualdad

La igualdad afirma que todos los seres humanos nacen libres e iguales. La igualdad presupone que todos los individuos tienen los mismos derechos y merecen el mismo nivel de respeto. Todas las personas tienen derecho a ser tratadas por igual. Esto significa que las leyes, políticas y programas no deben ser discriminatorios, y también que las autoridades públicas no deben aplicar o hacer cumplir las leyes, políticas y programas de forma discriminatoria o arbitraria.
A veces puede ser necesario tratar a las personas de forma diferente para lograr la igualdad. Esto se debe a que las diferencias entre las personas pueden dificultar el disfrute de sus derechos sin apoyo. Un trato diferente puede no equivaler a una discriminación prohibida si los criterios para la diferenciación son razonables y objetivos y si el objetivo es lograr un propósito legítimo según el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos.
El derecho a la igualdad y a la no discriminación abarca tanto obligaciones positivas como negativas: la obligación de abstenerse de discriminar o erosionar la igualdad y la obligación de proteger y promover el cumplimiento y el disfrute de los derechos a la igualdad y a la no discriminación para todas las personas.

Artículo sobre el derecho a la igualdad

El artículo 14 de la Constitución de la India establece la igualdad ante la ley o la igualdad de protección de las leyes en el territorio de la India. Dice: «El Estado no negará a ninguna persona la igualdad ante la ley o la igual protección de las leyes dentro del territorio de la India»[1].
El artículo 14 garantiza la igualdad de todas las personas[a], incluidos los ciudadanos, las empresas y los extranjeros[3][4][5] Sus disposiciones han sido objeto de debate en el Tribunal Supremo en varios casos y en el caso de Ram Krishna Dalmia contra el juez S R Tendolkar se reiteró su significado y alcance de la siguiente manera. El artículo 14 permite la clasificación, siempre que sea «razonable», pero prohíbe la legislación de clases. Una clasificación de grupos de personas se considera razonable cuando:[6]
Además, la clasificación debe ser no arbitraria[7][8] El Tribunal Supremo, en el caso E. P. Royappa (1973), proporcionó orientaciones sobre la arbitrariedad de un acto: «La igualdad es un concepto dinámico con muchos aspectos y dimensiones y no puede ser ‘cosechado, encorsetado y confinado’ dentro de los límites tradicionales y doctrinarios. Desde el punto de vista positivista, la igualdad es antitética a la arbitrariedad. De hecho, la igualdad y la arbitrariedad son enemigos acérrimos… Cuando un acto es arbitrario, está implícito que es desigual tanto según la lógica política como según el derecho constitucional y, por tanto, viola el artículo 14».

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad