Competencias de las ccaa

Competencias de las ccaa

baloncesto ccaa

La Ley de Arreglo de Acreedores de Empresas[1] (CCAA; en francés: Loi sur les arrangements avec les créanciers des compagnies) es una ley del Parlamento de Canadá que permite a las empresas insolventes que deben a sus acreedores más de 5 millones de dólares reestructurar sus negocios y asuntos financieros.
La CCAA fue promulgada por el Parlamento en 1933, cuando la nación y el mundo estaban sumidos en una depresión económica. Cuando una empresa se declaraba insolvente, se procedía a su liquidación, porque esa era la consecuencia de la única legislación sobre insolvencia que existía entonces: la Ley de Quiebras y la Ley de Liquidación. Casi inevitablemente, la liquidación destruía la inversión de los accionistas, daba poco resultado a los acreedores y agravaba el mal social de los devastadores niveles de desempleo. El gobierno trató, a través de la CCAA, de crear un régimen por el que los directores de la empresa y los acreedores pudieran reunirse bajo la supervisión del tribunal para intentar una reorganización o un compromiso o acuerdo en virtud del cual la empresa pudiera continuar su actividad[2].

escuelas ccaa

España está formada por 17 comunidades autónomas (CCAA), 50 provincias, 8.131 municipios y dos ciudades autónomas. Es un país muy descentralizado, con una parte importante de las competencias de gasto transferidas a las CCAA.
La Constitución española de 1978 garantiza el derecho de autogobierno a las CCAA y una considerable autonomía financiera. También concede a las provincias y a los municipios autonomía en la gestión de sus respectivos intereses. El Real Decreto Legislativo 2/2004 estableció las bases del sistema de financiación local. Las CCAA se dividen en dos grupos que se rigen por el régimen ordinario y el régimen foral. La seguridad social, sin embargo, es competencia del gobierno central (artículo 41 de la Constitución). Las principales normas fiscales se establecieron en las leyes de estabilidad presupuestaria de 2001 y 2006 y, recientemente, en la histórica reforma de 2012, que incluyó una enmienda a la Constitución, que limita la capacidad de endeudamiento de las CCAA.
En España, la participación del gasto subnacional en el gasto público total fue del 51% en 2018; la de las CCAA ascendió al 36%, y la de las provincias y municipios al 15%. Mientras que la participación de las provincias y los municipios se ha mantenido casi igual desde el año 2000, con un ligero aumento desde la crisis financiera de 2008, la participación de las CCAA ha fluctuado a lo largo de los años desde entonces. Esto se debe a las medidas de austeridad del Gobierno central y al impacto del gasto social. Desde entonces, los gastos de las CCAA son relativamente más importantes.

significado de ccaa

El papel del técnico de mantenimiento de aeronaves (AMT) está cambiando. La creciente sofisticación de las aeronaves de hoy en día y la evolución de la tecnología hacen que los AMT deban tener una amplia gama de conocimientos necesarios para llevar a cabo las actividades de mantenimiento cotidianas. Esto incluye ahora una experiencia significativa en el área de la aviónica.
El Consejo Canadiense para la Aviación y la Industria Aeroespacial (CCAA) es la única asociación nacional del país dedicada a atraer y desarrollar trabajadores con las habilidades que la industria canadiense de la aviación y la industria aeroespacial necesita para satisfacer las demandas del lugar de trabajo actual y futuro.

acuerdo ccaa

La Ley de Arreglo de Acreedores de Empresas (comúnmente conocida como la «CCAA» o la «CC, doble A») es una ley federal que permite a las empresas con problemas financieros la oportunidad de reestructurar sus asuntos. Al permitir a la empresa reestructurar sus asuntos financieros, a través de un Plan de Acuerdo formal, la CCAA presenta una oportunidad para que la empresa evite la bancarrota y permite a los acreedores recibir algún tipo de pago por las cantidades que les debe la empresa.
La CCAA está restringida a las empresas más grandes, ya que una empresa debe tener cantidades adeudadas a los acreedores que superen los 5 millones de dólares para poder acogerse a la Ley. Las empresas que no alcanzan este umbral de 5 millones de dólares pueden utilizar la propuesta de la División I de la Ley de Quiebra e Insolvencia. La CCAA también permite a una empresa, si así lo decide, dirigirse a sus accionistas además de a sus acreedores. Normalmente, cuando los accionistas de la empresa se ven afectados por el Plan de Arreglo, se les suele dar la oportunidad de votar sobre el Plan.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad