Codigo penal agresiones sexuales

Tipos de delitos sexuales

El artículo 267 del Código Penal egipcio establece una pena de trabajos forzados de corta duración para los casos de agresión sexual a mujeres, que se incrementará a cadena perpetua con trabajos forzados en los casos en que el agresor sea un ascendiente o tutor de la víctima o su supervisor, o trabaje en su casa.
En los artículos 279 y 306 bis del Código Penal, el legislador tipifica como delincuente a todo aquel que cometa un acto indecente con una mujer, incluso en privado, o que haga o diga a una mujer algo que ofenda su pudor. La pena es de prisión o multa, y las penas se incrementan si el acto se repite en el plazo de un año.

Leyes de agresión sexual en texas

El Código Penal vigente en el momento de la modificación consideraba la violencia sexual como un delito o una tentativa de delito contra el pudor. También definía las relaciones sexuales ilícitas normales como una violación, por lo que las penas eran de carácter correccional. La enmienda clasifica y prescribe las penas para la violencia contra la mujer y el maltrato doméstico e intrafamiliar; define y prescribe las penas para las agresiones sexuales; las penas para el proxenetismo y la trata de mujeres; define y prescribe las penas para el abandono de familia; y las penas para la discriminación.
Artículo 309-1 El maltrato a la mujer se define como toda acción o comportamiento, público o privado, por razón de su sexo, que le cause daño o sufrimiento físico, sexual o psicológico mediante el uso de la fuerza física o el maltrato psicológico o verbal, la intimidación o la persecución.
A los culpables de los delitos previstos en los dos artículos anteriores se les impondrá una pena no menor de un año ni mayor de cinco años de prisión y una multa de quinientos a cinco mil pesos y la restitución de los bienes destruidos, dañados u ocultados, según el caso.

Exposición indecente

Art. 22.05. CONDUCTA MORTAL. (a) Una persona comete un delito si imprudentemente se involucra en una conducta que pone a otro en peligro inminente de lesiones corporales graves. (b) Una persona comete un delito si a sabiendas descarga un arma de fuego en o en la dirección de: (1) uno o más individuos; o (2) una vivienda, edificio o vehículo y es imprudente en cuanto a si la vivienda, edificio o vehículo está ocupado. (c) Se presume la imprudencia y el peligro si el actor apuntó a sabiendas un arma de fuego hacia o en la dirección de otra persona, independientemente de que el actor creyera o no que el arma estaba cargada. (d) Para los fines de esta sección, “edificio”, “habitación” y “vehículo” tienen los significados asignados a esos términos por la Sección 30.01. (e) Un delito bajo la Subsección (a) es un delito menor de Clase A. Una ofensa bajo la Subsección (b) es un delito grave de tercer grado.
Sección 22.06. CONSENTIMIENTO COMO DEFENSA A LA CONDUCTA AGRESIVA. (a) El consentimiento efectivo de la víctima o la creencia razonable del actor de que la víctima consintió la conducta del actor es una defensa al enjuiciamiento bajo la Sección 22.01 (Asalto), 22.02 (Asalto Agravado), o 22.05 (Conducta Mortal) si:(1) la conducta no amenazó o infligió lesiones corporales graves; o(2) la víctima sabía que la conducta era un riesgo de:(A) su ocupación;(B) tratamiento médico reconocido; o(C) un experimento científico realizado por métodos reconocidos. (b) La defensa al enjuiciamiento proporcionada por la Subsección (a) no está disponible para un acusado que comete una ofensa descrita por la Subsección (a) como una condición de la iniciación o membresía continua del acusado o de la víctima en una pandilla callejera criminal, como se define en la Sección 71.01.

Ver más

Son muchos los campos del derecho que desempeñan un papel en el contexto de los abusos sexuales a menores: naturalmente, el derecho penal, pero también el derecho de compensación a las víctimas, el derecho civil, el derecho de asistencia a la infancia y a la juventud y, por supuesto, los derechos del niño. En algunos de estos campos ya se ha conseguido mucho para mejorar la protección contra la violencia sexualizada y, sobre todo, para mejorar la ayuda y el apoyo a las víctimas y supervivientes. Sin embargo, todavía es necesario tomar más medidas.
Los servicios de asistencia a la infancia y la juventud en Alemania están obligados por la Constitución a proteger a las niñas y los niños del peligro. Sobre el terreno, en ciudades y municipios, las oficinas de asistencia a la juventud administran este “mandato de protección”. A través de sus ofertas de asistencia, la oficina de asistencia a la juventud debe realizar una labor preventiva y debe actuar si se tiene conocimiento de un peligro concreto para el bienestar de un niño, por ejemplo, en casos de abandono o violencia física, psicológica o sexual contra niños o adolescentes.
Los niños y adolescentes tienen derechos. A diferencia de las necesidades, que son subjetivas y dependen de la situación, los derechos son objetivos e independientes de las situaciones individuales. Los llamados derechos del niño se dividen en tres grupos:El derecho a la protección incluye la protección contra el abuso sexual y la violencia sexual. Esta protección debe estar garantizada por normas nacionales e internacionales. El tratado más importante a nivel internacional es la Convención de las Naciones Unidas sobre los Derechos del Niño, que en su artículo 34 estipula que todos los Estados firmantes están obligados a proteger a los niños de los abusos sexuales y la explotación sexual.