Causas de disolución de una sociedad

El método de decisión como las causas de disolución

La disolución de la sociedad se refiere a la terminación de una sociedad, así como al cese de sus diversas actividades empresariales. Las sociedades pueden disolverse por varios motivos y en muchas circunstancias. Cuando una sociedad se disuelve, los socios se reparten a partes iguales los beneficios y las ganancias; sin embargo, también se reparten a partes iguales las pérdidas. Además, la disolución de una sociedad no suele tener consecuencias fiscales; sin embargo, los socios deben rendir cuentas de todas las propiedades involucradas en el negocio y de si se han revalorizado o no con el tiempo.
Por lo general, las sociedades generales se disuelven si algún socio se retira, fallece o no puede continuar con sus obligaciones como socio. Otras circunstancias que pueden llevar a la disolución de la sociedad pueden ser:
Por último, algunas sociedades limitadas pueden no disolverse automáticamente si un socio se retira o fallece. La sociedad puede continuar, especialmente si la sociedad todavía tiene suficiente capacidad de gestión para mantener las actividades comerciales.

Cuáles son las causas de disolución

En el caso de una destrucción o pérdida total de la propiedad, que puede ocurrir como resultado de un desastre natural o provocado por el hombre, una empresa puede optar por pasar por el proceso de disolución de la corporación. Una vez que se evalúan los daños y los propietarios de la empresa reciben las indemnizaciones del seguro, el proceso de disolución de la empresa elimina la entidad comercial. Esto protege a los propietarios de más daños y les da la oportunidad de empezar de nuevo como una nueva empresa si lo desean.
Hay ocasiones en las que la disolución de la corporación es causada por graves desacuerdos internos entre los líderes de la empresa. Este puede ser el caso cuando una empresa cambia de dirección, está siendo mal administrada, o experimenta la ruptura del liderazgo por diversas razones. Una disolución corporativa puede ser la única solución para resolver las disputas y reestructurar la empresa para que todos se beneficien a largo plazo.
En un sentido más positivo, muchas veces la disolución de una sociedad se produce cuando una empresa decide vender a un inversor o a un competidor. Al tomar una decisión comercial acertada de vender la empresa y todos sus activos a otra empresa, una corporación puede someterse a un proceso de fusión o de adquisición. La empresa que se vende disuelve su derecho a hacer negocios de forma independiente y el vendedor pierde algunas o todas las responsabilidades de propiedad. Esta suele ser una buena alternativa al cierre total de la empresa o a la declaración de quiebra en tiempos de necesidad financiera. La disolución corporativa que se maneja de esta manera mantiene la empresa en funcionamiento, pero bajo la propiedad de otra entidad que tiene los medios financieros para hacerlo.

Dificultad para disolver la empresa en sociedad

La disolución de una GmbH también puede tener motivos que no se mencionan expresamente en la GmbHG. En resumen, existen dos formas principales de disolución de empresas: el cierre obligatorio y el cierre voluntario. En este artículo nos centraremos principalmente en el cierre voluntario.
La existencia de una GmbH está inseparablemente ligada a su inscripción en el Registro Mercantil. Por lo tanto, una GmbH existe hasta que se elimina del Registro Mercantil. La forma de hacerlo requiere un determinado procedimiento, así como el correspondiente calendario. Para disolver una empresa en Alemania hay que seguir tres pasos:
Si desea disolver una GmbH por iniciativa propia, el primer paso suele ser la correspondiente resolución de los socios. Salvo que se haya acordado otra cosa en los estatutos, la resolución requiere una mayoría de tres cuartos de los votos emitidos.
Si los administradores en funciones no se convierten en liquidadores, su poder de representación expira. Los liquidadores también pueden ser destituidos de la misma forma en que fueron nombrados. El papel del liquidador es vital, ya que representará a la empresa y será responsable de estos complicados procedimientos. Es fundamental nombrar a una persona adecuada para ser el liquidador. Póngase en contacto con nosotros para saber más sobre el nombramiento de nuestro abogado como liquidador de su empresa.

Explicar las causas de disolución de la empresa

Como se ha dicho anteriormente, hay muchas razones por las que se puede buscar el cierre de una empresa. Aunque las razones económicas pueden ser una causa común, no son el único fundamento de la disolución. Los motivos previstos se enumeran en el artículo 60 de la GmbHG (Ley de Sociedades de Responsabilidad Limitada). Los motivos previstos en esta disposición son los siguientes:
Existen dos formas principales de disolución de las sociedades. En el caso de las empresas que siguen siendo solventes en el momento del cierre, pueden tramitar un cierre voluntario, mientras que a las empresas insolventes se les puede ordenar la disolución con una orden judicial. En este artículo, nos centraremos principalmente en los cierres voluntarios. Debido a los procedimientos de insolvencia, el cierre forzoso de empresas está regulado por la ley de insolvencia y, por lo tanto, no se analizará en detalle aquí. No obstante, en nuestra página de abogados especializados en insolvencia encontrará más información sobre nuestros servicios en lo que respecta a los procedimientos de insolvencia en Alemania.
La liquidación de la empresa sigue un procedimiento determinado. El objetivo principal del cierre de una empresa es eliminar la empresa del registro mercantil. No basta con dejar de operar, sino que hay que eliminar la empresa. La liquidación de una empresa consta de tres pasos:

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad