Capacidad procesal y legitimacion

Capacidad procesal y legitimacion

comentarios

No es raro que los litigantes, y a veces incluso los tribunales, confundan los conceptos de capacidad y legitimación.    Sin embargo, existe una diferencia entre la capacidad para demandar, que es el derecho a acudir a los tribunales, y la legitimación para demandar, que es el derecho a la reparación en los tribunales.    Aunque un demandante puede tener capacidad para demandar, si la demanda demuestra que no es una parte real en las reclamaciones que se alegan en ella, carece de legitimación para llevar a cabo dichas reclamaciones.
La distinción es significativa, ya que la cuestión de la legitimación afecta a la competencia del tribunal para conocer de una demanda, mientras que la capacidad no es de naturaleza jurisdiccional y constituye, en cambio, una excepción.    Las alegaciones basadas en la falta de legitimación implican impugnaciones jurisdiccionales y pueden plantearse en cualquier momento del procedimiento.    La incapacidad, por el contrario, requiere una excepción que debe plantearse en la primera oportunidad o se renuncia a ella.    El momento adecuado para plantear una excepción a la incapacidad es en la respuesta original o mediante una impugnación en el momento de la respuesta.  Una vez que se ha renunciado a la excepción, la defensa no reaparece, excepto, por ejemplo, cuando la falta de capacidad se produce después de que haya transcurrido el plazo para impugnar o responder.  En ese caso, el demandado debe solicitar inmediatamente autorización para presentar una respuesta modificada en la que se haga valer la excepción.

ejemplo de legitimación activa

En Estados Unidos, la doctrina actual es que una persona no puede presentar una demanda para impugnar la constitucionalidad de una ley a menos que pueda demostrar que se ve o se verá «inminentemente» perjudicada por la ley. En caso contrario, el tribunal dictaminará que el demandante «carece de legitimación» para presentar la demanda, y desestimará el caso sin considerar el fondo de la reclamación de inconstitucionalidad.
En Australia, el derecho consuetudinario entiende el locus standi o la legitimación que se expresa en leyes como la Ley de Decisiones Administrativas (Revisión Judicial) de 1977 y en decisiones de derecho consuetudinario del Tribunal Superior de Australia, especialmente en el caso Fundación Australiana para la Conservación contra la Commonwealth (1980)[2] En el derecho consuetudinario, la prueba de la legitimación es si el demandante tiene un «interés especial en el objeto de la acción». [Según la Ley de Decisiones Administrativas (Revisión Judicial) de 1977, para estar legitimado, el demandante debe ser «una persona agraviada»,[3] definida como «una persona cuyos intereses se ven afectados negativamente» por la decisión o la conducta denunciada[4], lo que generalmente se ha interpretado de acuerdo con el criterio del common law[5].

wikipedia

SECCIÓN 1. Todas las personas nacidas o naturalizadas en los Estados Unidos, y sujetas a su jurisdicción, son ciudadanos de los Estados Unidos y del Estado en que residen. Ningún Estado promulgará ni aplicará ley alguna que restrinja los privilegios o inmunidades de los ciudadanos de los Estados Unidos; ni ningún Estado privará a nadie de la vida, la libertad o la propiedad, sin el debido proceso legal; ni negará a ninguna persona dentro de su jurisdicción la igual protección de las leyes.
El debido proceso exige que los procedimientos por los que se aplican las leyes sean ecuánimes, de modo que los individuos no estén sujetos al ejercicio arbitrario del poder gubernamental.737 Sin embargo, los procedimientos exactos necesarios para satisfacer el debido proceso varían en función de las circunstancias y la materia de que se trate.738 Una cuestión básica del umbral para determinar si se satisface el debido proceso es si la conducta gubernamental que se examina forma parte de un procedimiento penal o civil.739 El marco apropiado para evaluar las normas procesales en el ámbito del derecho penal es determinar si el procedimiento es ofensivo para el concepto de justicia fundamental.740 En los contextos civiles, sin embargo, se utiliza una prueba de equilibrio que evalúa el procedimiento elegido por el gobierno con respecto al interés privado afectado, el riesgo de privación errónea de ese interés bajo el procedimiento elegido, y el interés gubernamental en juego.741

definición de legitimación

La falta de vinculación de las partes no es motivo de desestimación de la acción. Las partes pueden ser excluidas o agregadas por orden del tribunal, a petición de cualquiera de ellas o de oficio, en cualquier etapa de la acción y en los términos que sean justos. Cualquier demanda contra una parte podrá ser separada y tramitada por separado.
Las personas que tengan reclamaciones contra el demandante pueden ser unidas como demandadas y requeridas para interponer una demanda cuando sus reclamaciones sean tales que el demandante esté o pueda estar expuesto a una responsabilidad doble o múltiple. No es motivo de objeción a la acumulación el hecho de que las reclamaciones de los distintos demandantes o los títulos de los que dependen sus reclamaciones no tengan un origen común o no sean idénticos, sino que sean adversos e independientes entre sí, o que el demandante afirme que no es responsable en todo o en parte ante alguno de los demandantes. Un demandado expuesto a una responsabilidad similar puede obtener dicha interpleader mediante una demanda cruzada o una reconvención. Las disposiciones de esta regla complementan y no limitan en modo alguno la acumulación de partes permitida en la regla 20.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad