Articulo de la libertad de expresion

Definición de libertad de expresión

Considerando que el desconocimiento y el desprecio de los derechos humanos han dado lugar a actos de barbarie que han ultrajado la conciencia de la humanidad, se ha proclamado como la aspiración más elevada del hombre el advenimiento de un mundo en el que los seres humanos disfruten de la libertad de expresión y de creencias y estén libres del temor y de la miseria,

Todos son iguales ante la ley y tienen derecho, sin discriminación alguna, a igual protección de la ley. Todos tienen derecho a igual protección contra toda discriminación que infrinja la presente Declaración y contra toda incitación a tal discriminación.

Nadie será objeto de injerencias arbitrarias en su vida privada, su familia, su domicilio o su correspondencia, ni de ataques a su honra y a su reputación. Toda persona tiene derecho a la protección de la ley contra tales injerencias o ataques.

Toda persona tiene derecho a la libertad de opinión y de expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión.

Libertad de religión

Toda persona tiene derecho a comunicar sus opiniones e ideas y a compartir información de cualquier forma. En derechos humanos esto se llama libertad de expresión. Prohíbe al Estado y a otras personas de la sociedad la censura y sólo puede restringirse por razones muy graves.

La libertad de expresión es un importante derecho humano, esencial para que una sociedad sea democrática. Permite el libre intercambio de ideas, opiniones e información y, por tanto, permite a los miembros de la sociedad formarse sus propias opiniones sobre cuestiones de importancia pública. La libertad de expresión está al servicio del debate público y apoya una prensa libre e independiente, una ciudadanía informada y el funcionamiento transparente del Estado.

La libertad de expresión otorga derechos y deberes especiales a los medios de comunicación. Los medios de comunicación informan a la sociedad sobre asuntos de interés público y crean una importante plataforma para el debate público, el escrutinio y la reflexión. Por ello, los medios de comunicación independientes y el periodismo de calidad se consideran el «perro guardián» de una sociedad democrática.

La cuarta enmienda a la unidad…

Imponen altos impuestos al papel prensa, haciendo que los periódicos sean tan caros que la gente no puede permitirse comprarlos. Las emisoras de radio y televisión independientes son obligadas a dejar de emitir si critican la política del Gobierno. Los censores también actúan en el ciberespacio, restringiendo el uso de Internet y los nuevos medios de comunicación.

Algunos periodistas se arriesgan a ser intimidados, detenidos e incluso a perder la vida, simplemente por ejercer su derecho a buscar, recibir y difundir información e ideas, a través de cualquier medio de comunicación, y sin importar las fronteras.

Condeno estos asesinatos e insisto en que los autores sean llevados ante la justicia. Todos los gobiernos tienen el deber de proteger a quienes trabajan en los medios de comunicación. Esta protección debe incluir la investigación y el enjuiciamiento de quienes cometen crímenes contra los periodistas.

Debemos trabajar para cambiar las actitudes y sensibilizar a la población. La gente tiene derecho a la información que afecta a sus vidas, y los Estados tienen el deber de proporcionar esta información. Esta transparencia es esencial para un buen gobierno.

Abuso de la libertad de expresión

1. Toda persona tiene derecho a la libertad de expresión.  Este derecho comprende la libertad de opinión y de recibir y difundir informaciones e ideas sin que pueda haber injerencia de la autoridad pública y sin consideración de fronteras. El presente artículo no impedirá que los Estados exijan la concesión de licencias a las empresas de radiodifusión, televisión o cine.

2. El ejercicio de estas libertades, que entraña deberes y responsabilidades, podrá ser sometido a las formalidades, condiciones, restricciones o sanciones previstas por la ley que sean necesarias en una sociedad democrática, en interés de la seguridad nacional, de los desórdenes territoriales o de la delincuencia, para proteger la salud o la moral, para proteger la reputación o los derechos ajenos, para impedir la divulgación de informaciones confidenciales o para mantener la autoridad y la imparcialidad del poder judicial.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad