Article 7 unio europea

Artículo 7 polonia

En Hungría, el primer ministro Viktor Orban lleva una década ejerciendo la «democracia antiliberal» desde la aprobación de una nueva Constitución en abril de 2011. Al igual que en Polonia, la puesta en marcha de un procedimiento del Artículo 7 ha tenido hasta ahora poco efecto en la evolución política de Hungría, donde las normas electorales se han modificado varias veces para favorecer al partido gobernante Fidesz y donde el debate democrático ha sido confiscado por los medios de comunicación estatales y progubernamentales.

Mientras que el sistema democrático europeo está sujeto a amenazas híbridas desde el exterior, está siendo desafiado desde dentro por los actuales gobiernos de Hungría y Polonia y su debilitamiento sistémico de los controles y equilibrios y las garantías de alternancia política. Este debilitamiento, a su vez, abre la puerta al menoscabo de los derechos fundamentales de las personas y los grupos minoritarios.

Hasta ahora, la Unión Europea no ha conseguido frenar ni detener la deriva antidemocrática de Fidesz y PiS. Pero, como han demostrado los intentos de anular el resultado de las elecciones presidenciales en Estados Unidos, los jueces independientes y una prensa sin trabas siguen siendo los dos últimos baluartes contra las tomas de poder y las inclinaciones autoritarias. Para la Unión Europea, es esencial actuar de forma prioritaria para preservar estos controles y equilibrios, antes de que sean «capturados» y ni la ley ni los ciudadanos puedan impedir lo que ya no es un tabú: el rechazo de las reglas democráticas.

Tribunal de justicia de la ue…

Niels Kirst Versión pdfResumen: En diciembre de 2020, el Parlamento Europeo y el Consejo adoptaron un nuevo instrumento legislativo destinado a proteger el Estado de Derecho en los Estados miembros de la Unión: el llamado Reglamento de condicionalidad del Estado de Derecho. En esta contribución se hace un seguimiento del proceso legislativo previo al nuevo Reglamento, se analiza el fondo y el procedimiento, y se ofrece una perspectiva sobre la futura aplicación y sus obstáculos. Por último, y haciendo especial hincapié en las Conclusiones del Consejo Europeo de diciembre de 2020, esta contribución se pregunta si el Consejo Europeo se excedió en sus competencias al dar a la Comisión Europea instrucciones precisas sobre la aplicación del nuevo Reglamento.

En retrospectiva, 2020 podría resultar un año importante para el Estado de Derecho en la Unión Europea. La pandemia mundial y el corolario de una recesión económica obligaron a la Unión y a los Estados miembros a adoptar medidas extraordinarias. La innovadora propuesta presentada en junio de 2020 por Francia y Alemania para que la Unión emita bonos además del presupuesto de siete años basado en las contribuciones de los Estados miembros[1] fue bautizada como el Momento Hamiltoniano[2] en el derecho de la Unión Europea, en referencia a la propuesta del primer Secretario del Tesoro de los Estados Unidos, Alexander Hamilton, de nacionalizar las deudas de los Estados individuales en 1790[3]. Sin embargo, también proporcionó el impulso necesario para avanzar en una crisis más antigua de la Unión: la crisis del Estado de Derecho. Las Conclusiones del Consejo Europeo de julio de 2020 (Conclusiones de julio) preveían un mecanismo de condicionalidad que vincularía tanto el próximo presupuesto de la Unión (Marco Financiero Plurianual, MFP) como el Fondo de Recuperación (Fondo de la UE de Nueva Generación, FNG) a los principios del Estado de Derecho[4].

Consejo de la unión europea…

Utilice las comillas para buscar una «frase exacta». Añada un asterisco (*) a un término de búsqueda para encontrar variaciones del mismo (transp*, 32019R*). Utilice un signo de interrogación (?) en lugar de un solo carácter en el término de búsqueda para encontrar variaciones del mismo (ca?e encuentra case, cane, care).

1.      A propuesta motivada de un tercio de los Estados miembros, del Parlamento Europeo o de la Comisión Europea, el Consejo, por mayoría de cuatro quintos de sus miembros y previa aprobación del Parlamento Europeo, podrá constatar la existencia de un riesgo claro de violación grave por parte de un Estado miembro de los valores contemplados en el artículo 2. Antes de proceder a dicha constatación, el Consejo oirá al Estado miembro de que se trate y podrá dirigirle recomendaciones, con arreglo al mismo procedimiento.

2.      El Consejo Europeo, por unanimidad, a propuesta de un tercio de los Estados miembros o de la Comisión y previa aprobación del Parlamento Europeo, podrá determinar la existencia de una violación grave y persistente por parte de un Estado miembro de los valores mencionados en el artículo 2, tras invitar al Estado miembro en cuestión a presentar sus observaciones.

Artículo 7 de la directiva 2004/38

El artículo 7 del Tratado de la Unión Europea es un procedimiento previsto en los tratados de la Unión Europea (UE) para suspender determinados derechos de un Estado miembro. Aunque se pueden suspender derechos, no existe un mecanismo para expulsar a un miembro.

El procedimiento está contemplado en el artículo 7 del TUE. Se pondría en marcha cuando los demás miembros identificaran a otro miembro como persistente incumplidor de los valores fundacionales de la UE (respeto de la dignidad humana, libertad, democracia, igualdad, Estado de Derecho y respeto de los derechos humanos, incluidos los derechos de las personas pertenecientes a minorías), tal y como se recoge en el artículo 2 del TUE.

El Consejo Europeo puede votar la suspensión de cualquiera de los derechos de los miembros, como el voto y la representación, tal y como se ha indicado anteriormente. La identificación de la infracción requiere unanimidad (excluyendo al Estado en cuestión)[a], pero las sanciones sólo requieren una mayoría cualificada[1] El Consejo, por mayoría, puede modificar o levantar dichas sanciones. El Estado en cuestión seguiría estando vinculado por las obligaciones de los tratados.

1. A propuesta motivada de un tercio de los Estados miembros, del Parlamento Europeo o de la Comisión Europea, el Consejo, por mayoría de cuatro quintos de sus miembros y previa aprobación del Parlamento Europeo, podrá constatar la existencia de un riesgo claro de violación grave por parte de un Estado miembro de los valores contemplados en el artículo 2. Antes de proceder a dicha constatación, el Consejo oirá al Estado miembro de que se trate y podrá dirigirle recomendaciones con arreglo al mismo procedimiento.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad